Portal de Trenes Imprimir | Volver a la nota
 

Notas de Historia | 22-11-2008

Coches Materfer para servicio local (II)

Un recorrido por lo mas destacado de la historia de los coches metálicos que surcaron la zona Metropolitana de Buenos Aires por más de cuatro décadas (Segunda parte). Por Guillermo J. Mazzarelli

Por Guillermo J. Mazzarelli

  • Dos trenes en la cuádruple del Roca, uno con la Cockerill 7064 y el otro con la U-13C 6023.
  • Un local del San Martin con la Werkspoor DEB 600 #10422 en Retiro (año 1966).
  • La U-13C #6012 con tren local de coches Materfer en Constitución.
  • Una 8A del Roca maniobrando en Constitución con coches locales Materfer.
  • Otra vista de Constitución en 1968, con una Alsthom a la cabeza de un local a La Plata.
  • En el año 1963 son fabricadas las primeras veintiuna unidades por la planta de “Fiat Italia SPA”, sita en la ciudad de Torino. En el mismo año, en nuestro país son construidas las otras restantes. Estos primeros cuarenta y dos coches son denominados por el fabricante como unidades de primera clase para el servicio local, tipo 2056 A. Luego son remitidos a la Línea Roca que los inscribe bajo la serie IA-17 y los numera del P.3001 y P. 3042 correspondientes a los nacionales, totalizando 42 coches. De esta manera se inicia, progresivamente, el reemplazo de las unidades de madera más comprometidas. Cabe señalar que en ese entonces, aún existía el concepto de diferenciación de clases en los trenes locales, por lo tanto, se entiende la clasificación del Roca como una serie más de esa categoría.

    El diseño interior esta basado en tres compartimentos divididos por medio de dos vestíbulos centrales separados, junto con otros dos correspondientes a la mitad de tamaño del anterior ubicados en ambos extremos de la unidad, cuyas particiones están delimitadas por puertas corredizas.

    Esta disposición le confiere una capacidad de 96 pasajeros sentados, donde el salón central era para fumadores.

    Evitando ser excesivo con aburridos detalles en la descripción, podemos decir esta serie incluía el revestimiento en fórmica clara, con dos bandas de asientos dobles fijos y rebatibles según el sentido de marcha, tapizados con plástico símil cuero de color verde lavable, junto a un pasamanos cromado ubicado en la cabecera de mismo. La iluminación es incandescente, por medio de lámparas de 24 Volts montadas en dos hileras de plafones a ambos lados del cielorraso, conformado con chapa pintada.

    La ventilación estaba asegurada por once extractores del tipo “monzón”, ubicados en el techo que expulsaban el aire al ingresar por los orificios cercanos a las luminarias.

    Con el objetivo de forzar también el aire en los salones, existían diez ventiladores de dos palas cada uno, distribuidos a razón de tres en los compartimentos laterales y cuatro en el central accionados por llaves colocadas en ambos costados. Por ser planeados para trenes locales no poseen equipos de calefacción. Para agregar, además había portaequipajes y persianas de aluminio en las ventanas.

    En cuanto a los mecanismos de choque y tracción, la construcción del equipamiento esta regida por los lineamientos de las NEFA. Los mismos consisten en el conocido gancho a tornillo de la trocha ancha y media sumados a los paneles metálicos de rozamiento en los fuelles. Cabe destacar que debajo del gancho convencional, en muchos coches, existe el sector correspondiente al acople a mandíbula como en la trocha angosta, a fin de permutar de un sistema al otro en alguna futura reforma.

    Los boguies son idénticos estructuralmente a los empleados en los otros productos de la misma marca y poseen dos ejes con cojinetes a rodillos, otro gran cambio comparado a los coches de madera, cuyos ejes poseen cojinetes a fricción con cajas de engrase. La suspensión consta de un sistema de doble amortiguación compuesta de dos etapas: la primera mediante resortes helicoidales y la segunda por ballestas.

    En el mismo año, son fabricados otros 32 coches de similares características. Una de las diferencias más significativas con la tanda anterior, radica en la ubicación de las ventanas. Resumidamente, la serie predecesora, -o sea los IA-17-, poseen una ventana simple en ambos extremos en cada lateral del rodado. Esta particularidad que los hace inconfundibles, con el resto de la producción venidera, a excepción de las cabinas Push-Pull, tiene razón de ser en que genera un espacio algo mayor un asiento y el respaldo delantero.

    La nueva tanda, también destinada a la Línea Roca, es clasificada bajo el grupo de coches de segunda clase, identificándolos como IE-11. Asimismo continúa el criterio de división de clases en los trenes locales, y gracias a esto son considerados como “coches de segunda clase para el servicio local tipo 2056 B”. Son conocidos como los ´32 por su numeración del S. 3201 al S. 3232. Originalmente, otras de las diferencias se encontraba en su interior: en esta ocasión los asientos marrones copiaban la disposición de un coche de clase turista o segunda de Línea General, es decir, dos bandas de ejemplares dobles y triples de asientos con capacidad para dos y tres personas respectivamente. De esta manera se lograba explotar al máximo el espacio interior logrando contener a 119 pasajeros sentados, asegurando así un mísero pasillo interno, insuficiente para el movimiento constante de pasajeros que existe en un tren urbano, donde el ascenso y descenso de viajeros se tornaba engorroso. Todo esto quedaba agravado por la utilización de asientos triples, donde la persona sentada del lado de la ventana al bajar, obligatoriamente molestaba a las otras dos personas sentadas, que a su vez tenían que hacerse a un lado para permitir el paso, recordemos, en un pasillo angosto lleno de pasajeros donde no es muy difícil imaginar la situación problemática con esa verdadera “masa humana”. Por esta causa con el correr del tiempo estos asientos son reemplazados por otros dobles, (otra vez de color marrón) quedando al final con la misma configuración de la serie anterior y la capacidad reducida a 100 pasajeros. [Continuación]

    Descripción de las imágenes de la nota:

    1. Dos trenes en la cuádruple del Roca, uno con la Cockerill 7064 y el otro con la U-13C 6023.
    2. Un local del San Martin con la Werkspoor DEB 600 #10422 en Retiro (año 1966).
    3. La U-13C #6012 con tren local de coches Materfer en Constitución.
    4. Una 8A del Roca maniobrando en Constitución con coches locales Materfer.
    5. Otra vista de Constitución en 1968, con una Alsthom a la cabeza de un local a La Plata.

    © 2006-2017 www.portaldetrenes.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados

    Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.