Portal de Trenes Imprimir | Volver a la nota
 

Notas de Historia | 29-07-2014

Los trenes diesel Ganz Bariloche

De líneas modernas y estilizadas, su incorporación significó una notable evolución en confort y prestaciones.

Por Andrés J. Bilstein

  • Imagen retocada por el fabricante de un tren diesel Bariloche para fines publicitarios.
  • Vista interior del salón de pasajeros.
  • Vista de un compartimento de primera clase con capacidad para cuatro pasajeros.
  • Psotal de época mostrando un tren diesel cruzando el Río Negro.
  • Vista del pupitre de mando de un tren diesel.
  • Un tren diesel detenido en la estación San Carlos de Bariloche.
  • Los dos equipos en el depósito especialmente construido para su alistamiento en Viedma.
  • En Plaza Constitución minutos antes del viaje inaugural del servicio Huemul a Bahía Blanca.
  • A mediados de los años 30 el transporte automotor de pasajeros se consolidaba como un serio competidor del transporte sobre rieles, obligando a las empresas ferroviarias a brindar servicios más cómodos, ágiles y veloces. En este marco los Ferrocarriles del Estado contratan con la firma húngara Ganz la provisión de una importante cantidad de coches motores diesel para las líneas del Central Norte, del Este y patagónicas. Los favorables resultados obtenidos dan lugar a un nuevo contrato para la provisión de trenes de mayor capacidad, dos de los cuales serían destinados a la línea entre Carmen de Patagones (por entonces combinación con el Ferrocarril del Sud) y Bariloche.

    Cada tren estaba compuesto por tres coches, dos de ellos motrices pero diferentes en su equipamiento. El primero contaba con un salón con 48 asientos de segunda clase, cocina y toillete. El otro contaba con cuatro compartimentos de primera clase con capacidad para cuatro pasajeros cada uno, toillete y un generoso furgón de equipajes. El remolque intermedio contaba con un salón de segunda clase con capacidad para 40 pasajeros y otros siete compartimentos de primera clase idénticos al del coche motriz. Los tres vehículos estaban equipados con aire acondicionado, singular detalle de comodidad para la época. Tras una larga travesía marítima arribaron a Buenos Aires en agosto de 1938, y desde diciembre de ese mismo año comenzaron a correr en servicio regular. El servicio se prestaba dos veces por semana en temporada estival, aumentando la frecuencia en un servicio a partir de 1940. El servicio, que recibió el nombre de “Tronador”, se prestaba en combinación con el Ferrocarril del Sud, estableciéndose un tiempo total de viaje entre Buenos Aires y Bariloche de 27 horas y 50 minutos. En 1943 el servicio fue rebautizado como “Andino”, pero para entonces la falta de mantenimiento apropiado y la escases de respuestos por la guerra traía no pocos problemas de explotación, siendo reemplazados frecuentemente por servicios traccionados a vapor.

    Tras la Nacionalización de los ferrocarriles en 1948 ambos trenes fueron trasladados al depósito diesel Temperley donde fueron alistados para ser asignados a un nuevo servicio que, bautizado como “Huemul” (ciervo autóctono de la Patagonia, característico por su agilidad velocidad) uniría Plaza Constitución y Bahía Blanca en apenas siete horas.

    El servicio inaugural tuvo lugar el 1 de junio de 1949 y su partida de Plaza Constitución contó con la presencia de Eva Duarte de Perón. Si bien la partida estaba programada para las 12 horas, cuestiones de protocolo hicieron que esta se extendiera hasta las 13.29. Sin embargo, y en pos de mostrar las bondades del servicio, se recuperó el tiempo durante el viaje arribando a Bahía Blanca en seis horas y seis minutos, a una velocidad promedio superior a los 105 km/h.

    El servicio regular comenzó cinco días más tarde y una frecuencia semanal que ponía de manifiesto su raíz propagandística. Para su corrida hubo que llevar a cabo algunas modificaciones técnicas y normativas, tal como la colocación de canjeador de palo staff en estaciones donde no existían y una especial autorización al conductor que le evitaba detenerse en caso de “errar palo” pero haberse cerciorado que éste estaba en el canjeador. Además, cualquier tren que cruzara al Huemul en una estación intermedia debía ser desviado a vía tercera para reducir cualquier riesgo.

    En poco tiempo quedó demostrado que el tiempo empleado por el Huemul podía ser mejorado, y en diciembre de 1949 éste se redujo a 6 horas 30 minutos para unir Plaza C. y Bahía Blanca. Desde mayo del año siguiente, además, fue agregada otra frecuencia semanal.

    El 16 de junio de ese año, uno de los equipos protagonizó un espectacular descarrilamiento en cercanías de Las Flores, sin víctimas fatales pero con gran repercusión.

    Dado el poco éxito de este servicio –quizás por la reducida frecuencia semanal- el Huemul no tuvo gran éxito, y desde el 18 de diciembre de 1950 fue reasignado a un servicio de verano que dos veces por semana unía Plaza C. y Necochea. En el invierno, además, cumplía dos servicios semanales a Mar del Plata. Sin embargo, el desgaste que mostraban los equipos sumados a la escasez de combustible registrada en 1951 motivaron su reemplazo frecuente por servicios traccionados a vapor. En diciembre de 1952 fue diagramado a Tandil los sábados, con regreso los día lunes. En el invierno de 1953 volvió a cubrir por algún tiempo una frecuencia semanal a Necochea por vía Maipú antes de ser transferidos al Ferrocarril Mitre que los renumeró BM 30 a BM 35 y los asignó al corredor Rosario - Bahía Blanca (ex RPB) por algún tiempo más, terminando sus días en servicios regionales de Rosario. Fuente: Manual Ganz. Waddell, J. en revista Ferroclub No. 26.

    Descripción de las imágenes de la nota:

    1. Imagen retocada por el fabricante de un tren diesel Bariloche para fines publicitarios.
    2. Vista interior del salón de pasajeros.
    3. Vista de un compartimento de primera clase con capacidad para cuatro pasajeros.
    4. Psotal de época mostrando un tren diesel cruzando el Río Negro.
    5. Vista del pupitre de mando de un tren diesel.
    6. Un tren diesel detenido en la estación San Carlos de Bariloche.
    7. Los dos equipos en el depósito especialmente construido para su alistamiento en Viedma.
    8. En Plaza Constitución minutos antes del viaje inaugural del servicio Huemul a Bahía Blanca.

    © 2006-2017 www.portaldetrenes.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados

    Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.