Portal de Trenes Imprimir | Volver a la nota
 

Rincón Tranviario | 28-08-2017

El Premetro cumple 30 años

Proyectado como una extensión en superficie de la línea E de subterráneos, significó el regreso del sistema tranviario a la ciudad.

  • Proyecto original, publicado en el matutino Clarin en 1985.
  • Uno de los vehículos que inauguraron el servicio en el barrio de Lugano.
  • Uno de los vehículos construidos por Materfer aproximándose a la estación de transferencia Pte. Illia. Foto de Pablo Salgado.
  • El PM2, restaurado por la Asociación Amigos del Tranvía. Foto de Nahuel Diaz.
  • El 27 de agosto de 1987 la ciudad de Buenos Aires recuperaba para sí uno de los medios de transporte que más habían contribuido a su desarrollo durante la primera mitad del siglo XX: el tranvía. Con el moderno (pero quizás inexacto) nombre de “Premetro”, la iniciativa perseguía el doble objetivo de nutrir la línea E de la red de subterráneos y mejorar la infraestructura de la zona sur de la ciudad en el marco de un proyecto de urbanización integral que ocupaba entonces los despachos oficiales.

    El proyecto original contemplaba dos ramales con cabecera en la estación de combinación Plaza de los Virreyes. El primero (denominado “E1”) alcanzaría el barrio Comandante Luis Piedrabuena (ubicado junto a la avenida General Paz) y el segundo, denominado “E2” alcanzaría una estación de transbordo junto al Puente La Noria. Los avatares políticos y económicos que nuestro país atravesaría en los años posteriores dejaría trunco aquel proyecto y sólo se construiría (parcialmente) el ramal E2 privándolo así de desarrollar el potencial que hubiera justificado cabalmente la inversión.

    El material rodante

    Si bien en 1985 se había licitado la construcción de los vehículos que operarían en la nueva red tranviaria, la proximidad de las elecciones legislativas de 1987 motivó la reconstrucción de ocho coches “La Brugeoise” de la línea A, trabajo que estuvo a cargo de la empresa Scipione a un costo aproximado de 50 mil dólares por unidad. Su aspecto algo monstruoso (especialmente por sus dimensiones) y el color escogido para el exterior (verde manzana) les valió el mote de “lagartos”, y fueron retirados del servicio conforme se fueron incorporando los nuevos vehículos construidos por la firma cordobesa Materfer que hoy conocemos. Uno de ellos, por fortuna, fue rescatado del olvido por la Asociación Amigos del Tranvía erigiéndose en el testimonio viviente de un proyecto que sigue esperando su conclusión.

    Descripción de las imágenes de la nota:

    1. Proyecto original, publicado en el matutino Clarin en 1985.
    2. Uno de los vehículos que inauguraron el servicio en el barrio de Lugano.
    3. Uno de los vehículos construidos por Materfer aproximándose a la estación de transferencia Pte. Illia. Foto de Pablo Salgado.
    4. El PM2, restaurado por la Asociación Amigos del Tranvía. Foto de Nahuel Diaz.

    © 2006-2017 www.portaldetrenes.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados

    Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.