Historia
Notas de Historia

Las Mikado del Central Norte Argentino

Una de las más numerosas clases de locomotoras en los ferrocarriles de la República Argentina fueron las 2-8-2 de adquiridas a principios del Siglo XX por el Ferrocarril Central Norte Argentino.

Por Andrés J. Bilstein
Publicada el 09-09-2007

Su incorporación data del año 1911, cuando el avance de las construcciones de nuevas líneas y el progresivo deterioro del material tractivo preexistente hicieron necesario adquirir cien unidades, en una de las compras simultáneas más grandes que se hicieran para nuestro país. Las primeras cincuenta unidades fueron provistas por fabricantes alemanes: Nº 700-714 (Clase C7) por Borsig, Nº 715-739 (Clase C8) por Henschel y Nº 740-749 (Clase C9) por Hanomag. El resto de la partida fue construído por la North British Locomotive Company, correspondiendo a los Nº 750-799 (Clase C10).

Se caracterizaron por su ligero peso (cercano a las 9 toneledas por eje motriz) lo que les permitía acceder a la totalidad de las líneas existentes, siendo adecuadas para el remolque a baja velocidad por el pequeño diámetro de sus ruedas motrices (apenas 1,067 metros) por lo que fueron universalmente destinadas a trenes mixtos o remolques de cargas (tanto en líneas principales, como es el caso de la fotografía presentada, tomada en Estación Añatuya en 1920) como en ramales secundarios y desvíos industriales.

Luego de la Primera Guerra Mundial, entre 1920 y 1929 fueron provistas dos partidas suplementarias de unidades casi completamente similares a las anteriores, con ligeras diferencias en el ensamble del eje radial (bajo la cabina) y la ubicación de los domos de vapor y arenero sobre la caldera; así fueron incorporadas las locomotoras Nº 7000-7024 (Clase C11) fabricadas por Baldwin Locomotive Works y Nº 7025-7034 (Clase C12) fabricadas por Henschel, alcanzando un total de 135 locomotoras.

Cabe destacar que la última máquina fabricada (Nº 7034) tuvo la particularidad de ser la primera locomotora que circuló en nuestro País provista de un sistema condensador para recuperación del vapor de escape, especialmente desarrollado por la firma Henschel y que se denominó "SISTEMA ARGENTINO" (sistema que la citada casa constructora alemana posteriormente empleó para locomotoras fabricadas para el ferrocarril de Irak y también por amplias partidas de locomotoras de guerra alemanas tipo 2-10-0 destinadas a operar en el Frente Ruso). Este desarrollo resultó exitoso, permitiendo la operación de trenes en aquellas secciones de la línea caracterizadas por la escasez o mala calidad del agua para alimentación de las calderas. En determinadas oportunidades, la 7034 (que entró en servicio en 1932) realizó recorridos superiores a los 700 kilómetros arrastrando trenes sin tomar agua en estaciones intermedias, mostrando inclusive una importante economía en el consumo de combustible, debido a la recirculación de agua precalentada procedente del condensador.

El éxito de la 7034 determinó que en el año 1938 se adquiriera una partida de seis poderosas locomotoras tipo 4-8-2 (Clase C15, Nº 8000-8005) equipadas con el mismo sistema de condensación, las que fueron utilizadas en la desértica sección Cruz del Eje - San Juan.

Sin embargo, luego de la Segunda Guerra Mundial, la 7034 fue desprovista de su equipo condensador (el que carecía de repuestos adecuados por consecuencia del bloqueo comercial que impedía la adquisición de los delicados repuestos en Alemania), y durante la década de 1950 ocurrió otro tanto con las grandes 4-8-2 (que fueron incorporadas con números 883-888 a la Clase C14).

Volviendo a las 2-8-2, éstas fueron empleadas en toda clase de servicios en la mayor parte de las líneas del Estado, y por lo práctico de su construcción, fueron utilizadas hasta el final de la tracción a vapor en el Ferrocarril General Belgrano (años 1979-80). Inclusive en la ciudad de Rosario, a partir de las décadas de 1950-60 fueron ampliamente utilizadas, siendo una de sus tareas habituales el remolque de trenes entre el Patio Triángulo, la Estación Rosario / Central Córdoba y el Puerto de Rosario.

Fuentes consultadas

  • Boletin ARAR
  • Revista Trenes & escalas Nº 4

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las curiosas Sentinel Cammell del Midland
El Libertador
Los tranvías PCC del Urquiza
Los coches motor Sulzer del Provincial