Historia
Notas de Historia

Aquellas Alsthom del Roca

Aunque la dieselización de nuestro ferrocarril comenzó en la década del ’20 merced la iniciativa de del Ferrocarril de Sud, no sería hasta 1949 cuando se efectuaran las primeras incorporaciones masivas de locomotoras de este tipo. Whitcomb y General Electric fueron así las precursoras, con un total de 145 unidades incorporadas en tal ocasión. Desde entonces, la adquisición de locomtoras se haría sin un criterio establecido, incorporándose unidades de los mas diversos orígenes y tipologías.

Publicada el 05-02-2008

El Ferrocarril General Roca incorporó, entre 1953 y 1954, locomotoras de origen americano (Baldwin Lima Hamilton) y pocos años después entendió conveniente la adquisición de 25 locomotoras fabricadas por la firma francesa Alsthom modelo 060-DB, idénticas a las que prestaban servicios en los ferrocarriles de ese país con aceptables resultados.

Recibieron originalmente la numeración 5201 a 5225, siendo renumeradas 8001 a 8025 a fines de los años cincuenta, cuando tuvo lugar la unificación de identificación en los ferrocarriles argentinos.

Estaban equipadas con dos motores turboalimentados de doce cilindros en V que erogaban 925 HP a 1500 RPM cada uno, totalizando una potencia de 1850 HP, que acoplados a sendos generadores alimentaban a sus seis motores de tracción, permitiéndoles alcanzar 125 kilómetros por hora de velocidad máxima. Medían casi veinte metros de largo y pesaban 108 toneladas (18 toneladas por eje).

Originalmente el Roca las destinó a sus trenes mas importantes y con base en Remedios de Escalada corrieron trenes a Mar del Plata y Bahía Blanca. Pero pronto se advirtió que la complejidad de su mantenimiento hacía desaconsejable alejarlas de su depósito base, tal como indica el investigador Marcelo Arcas en su descripción al respecto.

Por tal motivo, la gerencia del citado Ferrocarril las afectó al ramal Plaza Constitución – La Plata hasta mediados de los años ’60, cuando se decide la reparación general de las 20 que estaban en orden de marcha (ya habían sido radiadas las unidades 8002, 8004, 8005, 8016 y 8022). Los talleres Remedios de Escalada se ocuparon de esta tarea en cinco unidades (8001, 8009, 8012, 8013 y 8020) y las 15 restantes fueron enviadas a la planta de Astarsa (Astilleros Argentinos S.A.) en la localidad de Río Santiago.

Luego de la reconstrucción,fueron afectadas a la corrida de trenes de carga aunque se las pudo ver en lugares donde había alguna necesidad ocasional de tracción incluso en el ramal a La Plata, donde habían sido “habitué”

Su último destino fue Tandil donde corrieron los trenes entre el Desvío Cacique y Tandil llegando con las formaciones hasta Las Flores, donde dejaban los cargados y volvían a su base con los vagones vacíos.

Paradójicamente, una vez radiadas fueron concentradas en Tolosa (lugar que las acogió en el el apogeo de sus servicios) donde fueron desguazadas a principios de los años ’90.

Por fortuna, una de ellas (8018) fue preservada para el Museo Nacional Ferroviario, siendo luego entregada en custodia al Ferroclub Argentino que realiza sobre ella un dedicado y esmerado trabajo de restauración, otorgando a los mas jóvenes la posibilidad de conocer la locomotora mas imponente que conocieron nuestros ferrocarriles.

Tuvieron la particularidad de representar la última locomotora argentina en contar con dos motores diesel, y las únicas de esa famosa casa constructora en correr en nuestro país hasta el día de hoy, donde las representantes portuguesas volvieron a los rieles el ex Roca para prestar diversos servicios.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Coches Motor Drewry de trocha ancha
Las Alco-Montreal FPD-7
Las incansables GT-22 (II)
Los tranvías serie 3300 del Urquiza