Actualidad
Panorama

El Sarmiento será operado plenamente por el Estado

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que esa línea de ferrocarril "no tendrá más gerenciamiento privado". Los conductores serán sometidos a los mismos estudios que los pilotos de aviones comerciales.

Publicada el 23-10-2013

Tras el accidente ocurrido hace casi una semana en la estación Once, el ministro Randazzo anunció "la decisión de avanzar en medidas de seguridad" en el servicio de trenes e informó que la línea Sarmiento "será operada plenamente por el Estado y no tendrá más gerenciamiento privado". Hasta el momento, el servicio estaba en manos de la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (Ugoms). Ahora, la gestión pasará a la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) y a la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adif).

Las nuevas medidas mencionadas por el titular de Interior y Transporte en conferencia de prensa incluyen estudios psicofísicos a los conductores de ferrocarriles del área metropolitana y cambios en los procedimientos de conducción y frenado.

Los estudios médicos que deberán realizarse los motorman estarán supervisados por la Fuerza Aérea y se trata de los mismos a los que son sometidos "los pilotos de aviones comerciales", explicó Randazzo. En cuanto al manejo, los guardas deberán acercarse a las cabinas para acompañar a los motorman desde la anteúltima estación y hasta el ingreso a las cabeceras.

Asimismo, Randazzo informó que a partir de las nuevas medidas tomadas por el Gobierno, las formaciones de las líneas Sarmiento, Mitre, Tren de la Costa y Urquiza deberán reducir la velocidad a 5 kilómetros por hora al ingresar a las cabeceras y a cero 20 metros antes de llegar al andén.

Luego, y al referirse al caso puntual del accidente del sábado pasado, Randazzo consideró que el motorman Julio Benítez -según pudo apreciar en uno de los videos difundidos en las últimas horas- "tuvo una actitud repudiable, amenazando que se va a dormir y realizando todo tipo de responsabilidades".

"Ante este hecho de gravedad, la empresa solo le aplicó un apercibimiento. Nosotros consideramos que tiene que ser sancionado con mucha dureza, porque después es tarde para lamentarse", sostuvo Randazzo. Tras esto, el ministro denunció que antes del siniestro que dejó casi 100 heridos, y al tomar el servicio, Benítez "solo fue sometido al control de alcoholemia y no al resto establecidos".

Según dio cuenta Randazzo, a Benítez no le realizaron todos los controles necesarios "por un acuerdo entre la empresa y el gremio". Asimismo, "la Comisión de Regulación del Transporte detectó que tampoco se están respetando los nuevos mecanismo de comunicación" entre las cabinas y las bases.

Estos irregularidades en los controles y en la aplicación de las medidas de seguridad fueron las que llevaron al Gobierno a decidir la estatización plena del Sarmiento. Sobre esto, Randazzo aseguró que esta decisión le pertenece, ya que la presidente Cristina Kirchner no fue informada del accidente del sábado.

"La Presidente no está anoticiada, no sabe del hecho ocurrido el día sábado. No creo que contribuya a mejorar su salud, que sepa que hubo otro episodio en la estación de Once. La decisión la he tomado yo, tomé la responsabilidad. Si hubiera podido consutlar a la Presidente, me hubiese dicho que era una decisión correcta, concluyó el funcionario.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las infatigables 8E del Ferrocarril del Sud
Los coches motor Wickham del Ferrocarril del Sud
Las General Motors G-12W del FCDFS
Los coches motor Ganz BAP I y II