Actualidad
Panorama

Está casi listo el tranvía que volverá a rodar por el empedrado rosarino

Un coche del mítico 277 fue restaurado por los Amigos del Riel y lo pondrán a funcionar como atractivo turístico.

Publicada el 27-10-2013

Cincuenta años después, un pedazo de historia volverá a rodar por lo adoquines de Rosario. El mítico tranvía 277, de la vieja línea 15, hará el pequeño recorrido por Wheelwright, entre Balcarce y Presidente Roca, por las vías del costado norte, en un recorrido de ida y vuelta.

En los galpones de la Semtur, su personal, junto al grupo quijotesco de la Asociación Rosarina Amigos del Riel, luego de una tarea titánica, pusieron en pie uno de los coches con cada detalle que respeta al original. “Tuvimos que basarnos en fotografías de la época y en la memoria de ex trabajadores para ser lo más fieles. Por ejemplo, los pasamanos o la cartelería interna la copiamos tal cual la vimos en una fotografía”, relata entusiasmado Carlos Alberto Fernández Priotti, uno de los motores de la iniciativa que está detrás de los pormenores del vehículo.

Desde la Semtur, Gustavo Perrone cruza los dedos para que “el tranvía funcione; una vez chequeado el sistema eléctrico, nos abocaremos a cómo y qué días lo sacaremos a la calle”.

En la esquina de Balcarce y Wheelwrigth funciona una estación transformadora de la EPE para alimentar el cableado del tranvía, cuyas columnas ya están colocadas. “El estado de las vías allí es excelente, sólo está cortado un pequeño tramo a la altura de Moreno, y ya tenemos esos 28 centímetros listos para colocarlos”, agrega preciso Fernández Priotti, quien muestra las chapas identificatorias del motorman y el guarda; “Para el primero correspondía un número impar y para su acompañante un número par, incluso ya tenemos los uniformes grises con sus gorras, tal cual eran hace 50 años”, agrega.

Precio simbólico

Perrone aclara que si bien no hay fecha establecida de inauguración del recorrido cree que “para fines de noviembre, comienzos de diciembre, podríamos comenzar, incluso todavía no sabemos qué precio cobrar el boleto porque la idea es que sea algo módico y destinado al Hospital de Niños, por ejemplo. En principio está pensado para que funcione los domingos y feriados, con una mirada turística, que la gente suba a sacarse fotos”.

Más pretencioso y optimista, el hombre de Amigos del Riel piensa que en un futuro no muy lejano se puede extender el recorrido hasta la Estación Rosario Norte. “Las vías están bajo el pavimento, no habría inconvenientes. Incluso, tenemos un proyecto para que junto al transformador, a la altura de Balcarce, se pueda hacer un Museo del Transporte donde se pueda guardar incluso el tranvía y otros vehículos como un trolebús, dos de los primeros colectivos, un Mercedes y un Chevrolet, que funcionaron en Rosario y un camión que se utilizaba para reparar las vías; todos en un buen estado de conservación”, expresó Fernández Priotti.

El tranvía luce el número 277 tal cual lo pintó el letrista y fileteador sobreviviente de la empresa tranviaria Ulises Boschetti.

“Hablar del 277 es adentrarnos en una historia de ingenio, necesidad y vocación de servicio. Es abarcar la génesis misma de la ingeniería y de la industria rosarina, parte de la cual subsiste hasta nuestros días a través de empresas carroceras y electromecánicas. Estudiantes, trabajadores; miles y miles de personas diariamente concurrieron a sus ocupaciones en ese coche que, al igual que tantos otros, garantizaron el transporte público durante más de cinco décadas. No es casual entonces, que a casi igual tiempo transcurrido desde su supresión, tantos rosarinos evoquen al tranvía”, siguió Fernández Priotti.

Tarea ciclópea

La reconstrucción integral del 277 puede considerarse sin exagerar como una tarea ciclópea, partiendo de un conjunto de hierros corroídos a la magnífica realidad que es hoy. El proyecto de los Amigos del Riel fue avanzando a paso lento pero seguro, y hoy gracias a la intervención de la Semtur regresa a las calles de la ciudad “para demostrarnos que hay una historia que valoramos y que hay sueños que podemos cumplir”, concluyó Fernández Priotti. Fuente: El ciudadano web.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las potentes estándar clase E de los F.C. del Estado
El regreso de las brujas
Locomotoras eléctricas del F.C. Urquiza (I)
Los eléctricos japoneses del Roca