Ferromodelismo
Ferromodelismo

Guía básica de ferromodelismo (II)

Esta serie de artículos pretende servir de guía para aquellos que desean iniciarse en el apasionante mundo del modelismo ferroviario y construir su propia maqueta o tendido de trenes en escala.

Por Andrés J. Bilstein
Publicada el 01-02-2014

[Viene de nota anterior...] Una vez seleccionada la escala con la que deseamos empezar, debemos conocer como se alimentan eléctricamente nuestros trenes en miniatura. Los tipos de alimentación de locomotoras clásicos son básicamente tres: Corriente continua / 2 rieles, corriente alterna / 3 rieles, baterías y otros sistemas. Pero a esto hay que añadir un nuevo tipo de alimentación que comprende tanto la alimentación eléctrica de los motores como el envío de datos: la tecnología digital.

Sistema tradicional

La forma tradicional de alimentar las locomotoras de una maqueta es proporcionar una corriente al motor a través de los sistemas que a continuación se describen. Para acelerar y frenar la locomotora el controlador proporciona una regulación de la tensión en la vía, lo que provoca que en ausencia de tensión la locomotora esté parada y conforme se aumenta la tensión la locomotora gane velocidad proporcionalmente.

Corriente continua, dos rieles: Esta es la forma más habitual de alimentación. Consiste en proporcionar la corriente a la locomotora usando los dos rieles de la vía. Como ventaja principal tiene que el aspecto de la vía es muy realista puesto que no precisa ningún otro elemento para la obtención de la corriente que las ruedas. Como inconvenientes encontramos que según que trazados diseñemos podemos generar cortocircuitos, como el caso del bucle de retorno o el triangulo de inversión. En este tipo de alimentación todos los ejes de los vehículos que circulen deberán estar aislados para no provocar cortocircuitos entre los dos rieles.

Corriente alterna, dos rieles: Este tipo de alimentación la encontramos casi exclusivamente en la escala H0 y es el sistema adoptado por Marklin H0, uno de los más tradicionales fabricantes de modelos en escala H0 de Europa. Este sistema consiste en proporcionar una corriente alterna al motor usando una serie de contactos ubicados en el centro de la vía para uno de los contactos, y los rieles para el otro. Como ventaja, este sistema proporciona total libertad de diseño de los trazados de las vías (no existe riesgo de cortocircuito) y una inmejorable toma de la corriente. Por el contrario, las locomotoras que usan este sistema precisan de un patín central para la toma de corriente aunque, usualmente, éste queda disimulado por los ejes de rodadura.

Corriente continua, tres rieles: Es un sistema actualmente en desuso y solo lo mencionamos a título de curiosidad. En escala N (1:160) encontramos a la firma española Ibertren que, al empezar la producción, lanzó al mercado un sistema de corriente continua y tres rieles que denominó 3N. En escala H0 podemos poner el ejemplo de Trix-Express, del cual aun se fabrica material rodante (en series muy reducidas para coleccionistas) pero no ya la vía. Estos sistemas no son una opción para un aficionado que empieza (aunque posea material de este tipo de herencia familiar o de cuando era más joven) por la escasa o nula producción de material. Sencillamente lo mencionamos como testimonio de lo que en algún momento existió y alguna vez se puede encontrar en los sitios de subasta.

Otros sistemas: Existen otros métodos para hacer rodar las locomotoras que son prácticamente anecdóticos y de uso exclusivo en escalas grandes (I o superior).

Las baterías proporcionan un gran libertad a la locomotora que los monta pues no precisa de tener la vía limpia para seguir rodando ya que proporciona la corriente directamente al motor sin necesidad de tomas de corriente. Este sistema es útil en instalaciones exteriores dónde las vías están expuestas a los elementos o en instalaciones de gran tamaño pues alimentar las locomotoras a través de las vías requeriría de transformadores de gran potencia para evitar las caídas de tensión.

Otro método es el uso de vapor vivo. Marcas como Fulgurex o Aster son habituales fabricantes de estos modelos al alcance de muy pocos bolsillos y se usa alcohol o incluso gas para generar el vapor.

Este tipo de alimentación, al no estar gobernado por un transformador o central digital, requiere sistemas de control como el radio-control para poder dirigir las locomotoras a distancia.

En la próxima entrega hablaremos del universo digital (DCC), que cada día gana más terreno y se impone como el sistema de control por excelencia. [Seguir leyendo...] 

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Los tranvías Tassara
Los coches Push-Pull de trocha ancha (Parte I)
Los coches Werkspoor de segunda clase
Curiosas y emblemáticas Whitcomb