Actualidad
Panorama

Furor por el tren: hubo cola para recorrer los coches todo el domingo

Calculan que unas 3.500 personas visitaron durante el fin de semana la formación que unirá la ciudad con Retiro a partir de marzo próximo. Puede visitarse todos los días, de 11 a 17, hasta el 7 de julio.

Publicada el 11-06-2014

Porque cuando eran jóvenes se cansaron de viajar en tren, o porque nunca antes habían subido a uno de sus vagones, miles de rosarinos se acercaron ayer a la estación Rosario Norte para conocer algunos de los coches de la formación que, desde marzo próximo, unirá la ciudad con Buenos Aires. Durante todo el fin de semana, unas 3.500 personas hicieron los recorridos guiados que, cada diez minutos, invitaban a visitar el convoy.

La formación llegó el viernes pasado y cuenta con una locomotora, un coche furgón para encomiendas, otro dormitorio, dos pullman (uno acondicionado para discapacitados), un coche restaurante, los de primera clase y un furgón usina.

Guías de la Secretaría de Transporte de la Nación y del Ente de la Movilidad (EMR) del municipio son las encargadas de explicar a los grupos de unas 20 personas sobre las comodidades de los flamantes coches. Algunas tenían ayer la voz cascada. "Es que no paramos", explicaron, para luego calcular que entre el sábado y el domingo unas 3.500 personas se habían acercado para husmear la formación.

Ayer a la tarde, con una jornada fría y nublada, una cola de unos 100 metros se extendía desde los vagones. Grupos de amigos, de diferentes edades, o familias completas, mate en mano, esperaron más de media hora su oportunidad de recorrer los vagones.

En eso estaban Elsa y Hugo Tinirello con Florencia, su hija. El matrimonio había usado varias veces el servicio para viajar a Bahía Blanca o Viedma en plan de hacer turismo. Florencia apenas llegó a conocer los trenes en una salida educativa que hicieron con la escuela hasta una granja de Zavalla, allá por la década del 90.

Hugo es un defensor del transporte ferroviario. "Haber desarticulado los ferrocarriles fue directamente un crimen", sostuvo con énfasis. Su esposa asintió. "El ferrocarril fue un símbolo de los argentinos, por eso su desaparición dolió mucho", explicó. Y se mostró entusiasmada con poder volver a recorrer el país en tren, como hizo "en tantos lugares de Europa".

Pedro y Marcela Marinelli y sus hijas y sobrinas, Romina, Delfina, Luna y Cristal, nunca viajaron en tren. Pero, contó Romina, viven cerca de las vías y a diario las nenas no se van a dormir hasta la medianoche, cuando pasa el último tren de pasajeros de la jornada. "Me encanta mirarlo", aseguró con una sonrisa.

Para Pedro, los nuevos servicios a Buenos Aires traerán dos beneficios: trabajo para maquinistas, personal de a bordo, mecánicos y administrativos y pasajes más baratos (se estima que costarán la mitad de uno en micro) para que la familia pueda viajar.

Nadia es una de las guías que acompaña el recorrido por el primero de los coches: un pullman con tres filas de asientos, con tapizado en celeste y gris, amplios y regulables, que desatan gestos de aprobación.

"Lo que vamos a conocer son los once coches que van a brindar el servicio entre Buenos Aires y Rosario. Serán 20 formaciones como estas las que, desde el primer trimestre del año próximo, a más tardar en marzo, empezarán a rodar", explicó. Y rápidamente un nene preguntó si faltaba mucho para ese mes.

Todos los vagones tienen aire acondicionado y ventanillas con un recubrimiento exterior de policarbonato para evitar roturas por piedras u otro tipo de proyectiles. La locomotora, en tanto, puede alcanzar hasta 160 kilómetros por hora, pero está previsto que circule a 120.

El vagón comedor está tapizado de color rojo, tiene doce mesas y capacidad para 48 personas. Cada uno de los camarotes del coche dormitorio tiene una cucheta. Nada es particularmente lujoso, pero los espacios son amplios y confortables.

Incluso en los vagones de categoría turista, donde las guías ofrecen otro dato que es saludado con sonrisas: los pasajes saldrán la mitad que el viaje en micro.

La formación puede visitarse todos los días, de 11 a 17, hasta el 7 de julio. Está en la estación Rosario Norte y se accede por Pueyrredón y Rivadavia. Fuente: La Capital.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Los tranvías PCC del Urquiza
Señalamiento mecánico en Argentina (I)
Los eléctricos Japoneses del Mitre
GAIA: El progreso que no fue (I)