Tecnologia
Tecnología

Señalamiento mecánico en Argentina (I)

Presentamos en esta nota una breve descripción de las características del sistema de señalamiento por medios mecánicos utilizado en nuestro país.

Publicada el 18-06-2014

En un ferrocarril, para que el tráfico pueda realizarse con la menor demora y sin riesgos de accidentes, es necesario que exista una concordancia mutua entre el personal que conduce los trenes y el que atiende las estaciones, las vías, los pasos a nivel, etc., de modo que puedan transmitirse recíprocamente, cualquier indicación que se relacione con la marcha de los trenes.

El conjunto de todos los medios y métodos utilizados para transmitir y percibir estas indicaciones, se llama Sistema de Señales; entendiéndose por Señal un medio convenido de informaciones.

Se deduce en consecuencia, que un sistema de señales comprende los elementos empleados y la forma de utilizarlos; pudiendo abarcar desde las simples y primitivas señales efectuadas con los brazos o por medio de hogueras, hasta las más modernas y complicadas instalaciones, que suelen constituir alardes de la ciencia mecánica y de la inventiva.

La forma más difundida de seguridad ferroviaria en nuestro país consistió en la combinación de Bloqueo Manual y Señalamiento Mecánico puro.

En los sistemas de señalamiento totalmente mecánicos, o mecánicos “puros”, se distinguen las señales "de brazo" con transmisión por alambres, que con su posición inclinada a 45° u horizontal indican al conductor del tren si este debe avanzar o detenerse; y los accionamientos de cambios de vía con transmisión por barras que mueven las agujas para enviar los trenes a diferentes vías, con sus sistemas de detección de operación correcta e indicación de posición asociados; todos ellos gobernados por palancas que mediante su movimiento angular definen una u otra posición del elemento subordinado, interrelacionadas a su vez entre sí por el "enclavamiento", que consiste en una serie de condicionantes mecánicos que obligan a una secuencia segura de operación del conjunto al personal que define la circulación de los trenes.

Las palancas se encuentran concentradas en los denominados "cabines de señalamiento" (también llamados cabinas o garitas), o en los "marcos" ubicados en las plataformas de las estaciones, generando de esta forma un punto que domina la circulación de trenes de un sector determinado.

Semáforos de dos posiciones y cuadrante inferior

Los semáforos pertenecientes al sistema de dos posiciones, en el cuadrante inferior, muestran dos indicaciones claras e inconfundibles: Cuando el brazo está en posición horizontal indican peligro y en posición inclinada a 45 grados indican vía libre. Estas indicaciones que dan los brazos, están reemplazadas durante la noche por luz colorada como señal de peligro y luz verde para vía libre. Existe además la luz anaranjada que se emplea en las señales llamadas de “distancia”, cuyo uso se explicará más adelante.

Los distintos tipos de brazos autorizados para esta clase de semáforos son los siguientes:

a) Para señal de distancia;

b) Para señal de entrada, salida o avanzada;

c) Para señal de entrada a desvíos;

d) Para señal de maniobras;

e) Para señal que autoriza a correr por vía contraria;

f) Para señal de llamada;

g) Para señal automática.

El frente de todos los brazos es de color rojo, con una pequeña faja distintiva de color blanco. Ésta tiene por objeto facilitar la visibilidad de los brazos, posibilitando su distinción aún en los casos que la configuración del terreno presente un fondo oscuro (arboledas, etc.).

Del lado posterior los brazos son de color blanco con la faja distintiva en negro. Para que puedan ser observadas las señales durante la noche, desde el lado opuesto a su frente, por quien las gobierne o maneje, están dotadas de un pequeño lente que emite luz blanca hacia atrás, cuando el brazo está horizontal, o sea en posición de peligro, y que es obstruído inmediatamente que el brazo empieza a bajar a la posición de vía libre, no mostrando entonces luz alguna hacia atrás.

Todos los semáforos vistos de frente, o sea en la dirección de la marcha del tren, deben tener el brazo (o los brazos) colocados hacia el lado izquierdo del poste o mástil.

Por regla general -y siempre que las circunstancias lo permitan- los semáforos deben colocarse al lado izquierdo de la vía que gobiernan, aunque es aceptado y factible su colocación al lado opuesto, lo cual suele ocurrir en las curvas, para ofrecer una buena visibilidad o bien cuando no sea posible su colocación correcta por existencia de edificios, el agrupamiento de vías, etc.

Normalmente, los brazos de los semáforos (que no corresponden al sistema de señalización automática) deben permanecer a “peligro” y sólo deben bajarse para dar paso a un tren.

Cuando sea necesario colocar dos o más brazos o luces en un semáforo, el más alto gobernará la vía principal y la altura de los demás debe corresponder a la importancia de la vía respectiva. A tal fin se entiende por vías principales o de mayor importancia aquellas que están destinadas a mayor velocidad, o que son recorridas por trenes de pasajeros, y las que en casos de bifurcaciones siguen la línea recta.

No se permite, salvo casos especialmente autorizados, la colocación de más de tres brazos en un mismo mástil.

En todos los casos que sea necesario el agrupamiento de brazos, deben disponerse en tal forma que se eviten las confusiones y que puedan ser fácilmente discernidos por el personal que debe interpretarlos.

Con excepción de las señales de distancia, todas las demás señales fijas son absolutas y estando a peligro obligan a los conductores a emplear cuantos medios se hallen a su alcance para detener su tren antes de pasarlas. [Seguir leyendo...] 

Fuentes consultadas

  • Faggiani, H. Señalamiento y Telecomunicaciones.
  • Ferrocarriles Argentinos, Reglamento Interno Técnico y Operativo.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las General Electric Cooper del F.C. Belgrano
Los coches Werkspoor de segunda clase
Las Caprotti de posguerra
Las normas ABGS