Tecnologia
Tecnología

Señalamiento mecánico en Argentina (II)

Presentamos en esta nota una breve descripción de las características del sistema de señalamiento por medios mecánicos utilizado en nuestro país.

Publicada el 24-06-2014

[Viene de nota anterior...] Las primeras señales que encuentra el conductor al aproximarse a una estación son las denominadas señales de distancia y, como su nombre lo indica, tienen por objeto informar al conductor del tren, desde una distancia prudencial, la posición de las correspondientes señales de entrada, o bien de entrada y salida (donde existan ambas) de la estación o sección de bloqueo a la cual está por entrar.

Las señales de distancia son señales de precaución, y por lo tanto (en sus condiciones normales de funcionamiento) no obligan a parar la marcha de un tren, aún cuando el brazo se encuentre en posición horizontal.

Se distinguen por la forma de su brazo, que tiene en el extremo un corte angular hacia adentro en forma de cola de pescado.

Las indicaciones que suministra una señal de distancia son las siguientes:

- Con el brazo en posición horizontal, o de noche con luz anaranjada, indica al maquinista que debe estar preparado para parar en la próxima señal de parada absoluta, si ésta se encontrara a peligro.

- Con el brazo bajo, inclinado en un ángulo de 45 grados, o luz verde de noche, indica vía libre, informando que también está en dicha posición la próxima señal de parada absoluta o todas las señales que corresponden a esa vía, puesto que las señales de distancia se instalan en forma tal, que es imposible bajarlas, si no lo están antes, las de entrada o de entrada y salida y la adelantada (si la hay), que pertenecen a esa vía.

La distancia a que se coloca esta señal, desde la de entrada, varía según las condiciones del terreno, por las pendientes o curvas que existen, de acuerdo al peso y velocidad usual de los trenes en los sitios que se trata y también por las condiciones de frenaje que se empleen.

En realidad, la distancia debe ser suficiente para que el maquinista tenga tiempo de parar el tren en caso de necesidad. Generalmente se colocan de 600 a 800 metros de la primera señal de entrada.

En los empalmes o bifurcaciones donde la señal de entrada tenga más de un brazo, como puede verse en la figura 2, el brazo de la señal de distancia (a) sólo podrá ser bajado para la vía principal, es decir, que debe bajarse primeramente el brazo de entrada y el de salida que corresponde a esa vía, mostrados con las letras (a1) y (a2).

En estaciones terminales o en casos muy especiales, se acostumbra mantener permanentemente fijo el brazo de distancia en posición horizontal, esto es, en la posición de precaución.

En los ramales donde las estaciones están muy próximas o que las “secciones de bloqueo” sean muy cortas, es decir, que las casillas de señales estén muy cerca unas de otras, se suele colocar el brazo de distancia en el mismo poste donde está el brazo de salida de la estación anterior, e inmediatamente debajo de éste.

Las apariencias de estos brazos pueden verse en la siguiente figura, donde el brazo de arriba es una señal de salida y el de abajo la señal de distancia de la estación próxima (figura 3).

En estos casos, se efectúa una combinación entre ambos brazos, en forma tal, que no puede bajarse el de distancia si antes no se baja el que está arriba, o sea el de salida.

Un ejemplo de esta naturaleza puede verse en la Figura 4 donde el brazo de distancia correspondiente a la casilla de señales “B” (mostrado con el número 1 adentro de un círculo), se ha colocado debajo del brazo de salida que corresponde a la casilla de señales “A”.

Esta es la forma comúnmente empleada, aunque pueden originarse casos especiales, como el que se muestra en la figura 5, donde el brazo de distancia está colocado debajo del brazo de entrada de la estación anterior. [Seguir leyendo...] 

Fuentes consultadas

  • Faggiani, H. Señalamiento y Telecomunicaciones.
  • Ferrocarriles Argentinos, Reglamento Interno Técnico y Operativo.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las infatigables 8E del Ferrocarril del Sud
Los coches Werkspoor de segunda clase
Los eléctricos Japoneses del Sarmiento
Los coches motor Ganz BAP I y II