Tecnologia
Tecnología

Eléctricos CSR del Mitre y Sarmiento

El año 2014 significó la definitiva renovación de los trenes eléctricos de las líneas Mitre y Sarmiento. En esta nota ofrecemos una breve síntesis descriptiva de sus características, similitudes y diferencias.

Por Andrés J. Bilstein
Publicada el 15-06-2015

A principios de 2013, en el marco de un acuerdo bilateral formalizado cinco antes con la República Popular China, el Estado Argentino contrató con la firma CSR Sifang la provisión de 25 formaciones eléctricas (mundialmente denominadas “EMU”, iniciales de Electric Multiple Unit) de nueve coches para la línea Sarmiento y 30 formaciones de seis coches para la línea Mitre, que fueron puestas en servicio a mediados de 2014. Cada formación de la línea Mitre está compuesta por dos coches remolcados con cabina de conducción y capacidad para 60 pasajeros sentados más cuatro coches motrices intermedios con capacidad para 72 pasajeros sentados. Los trenes de la línea Sarmiento suman a la configuración anterior otros dos coches motrices y un acoplado sin cabina de conducción intermedio.

La identificación de los coches está compuesta por una letra que indica la línea de pertenencia (S para Sarmiento, M para Mitre) a la que se suma la inicial C si se trata de un coche remolcado con cabina, o una M si se trata de un coche motriz (sin cabina) antepuestos al número. Los remolques intermedios (sin cabina) del Sarmiento llevan, por su parte, la identificación SR delante del número.

Todos los trenes cuentan con equipos de aire acondicionado frio/calor, puertas automáticas con enclavamiento de seguridad, alojamiento para personas con movilidad reducida, espacio destinado al transporte de bicicletas y cámaras de seguridad monitoreadas desde la cabina de conducción.

El equipamiento eléctrico de control fue provisto por la firma japonesa Mitsubishi y el de frenado (aire comprimido) por la alemana Knorr-Bremse. Este último incluye un doble sistema de disco por ruda, con regulación automática de presión según el peso del tren. Todos los equipos incorporan un sistema ABS que impide eventuales microdeslizamientos tanto en el arranque como en el frenado. La captación de energía eléctrica (800 V de corriente continua, en un rango de tolerancia de 560V a 960 V) se realiza por patines colectores montados en viguetas laterales especialmente diseñadas para estos vehículos.

Pueden alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h, aunque debido a su mayor consumo energético -y hasta tanto se realice la adecuación de la red de alimentación eléctrica- han sido dotados de un sistema que limita sus prestaciones de aceleración para evitar las sobrecargas en la línea.

Fuentes consultadas

  • Revista Redes de integración Nº 17
  • Documentación técnica CSR Quingdao Sifang Co.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las infatigables 8E del Ferrocarril del Sud
Señalamiento mecánico en Argentina (I)
Los eléctricos Japoneses del Mitre
Las english electric del FCGB (parte I)