Historia
Notas de Historia

Coches Tafi Viejo para servicio local

Desarrollados en la década de 1940, formaron parte del paisaje cotidiano de la trocha métrica hasta los últimos años del siglo XX.

Por Andrés J. Bilstein
Publicada el 20-05-2015

Promediando la década de 1940 la administración de los Ferrocarriles del Estado se propuso iniciar el reemplazo progresivo de los vehículos para pasajeros carrozados en madera que aún circulaban por sus líneas con miras a reducir el costo de mantenimiento e incrementar las condiciones de seguridad. Luego de algunas primeras experiencias de recarrozado sobre coches de antigua data, inició en los talleres Tafí Viejo (ubicados en la localidad homónima de la provincia de Tucumán) el desarrollo de nuevos vehículos que compartía características técnicas generales diferenciándose en su disposición y equipamiento en virtud de su tipo.

En esta oportunidad haremos referencia a los vehículos desarrollados para atender la sección suburbana de Buenos Aires (corredor Retiro – Villa Rosa de ex F.C. Central Córdoba) , cuya producción se inició en 1947 con ocho unidades tipo combinadas (es decir provistas de un pequeño furgón para encomiendas) con capacidad para 62 pasajeros que recibieron la identificación U.F. (por “clase única con furgón”) y la numeración 4960 a 4967. En 1951 fueron construidos ocho vehículos del mismo tipo (U.F. 4968 a 4975) y en 1955 cuatro más numerados 4976 a 4979.

Durante el mismo período abandonaron la línea de producción treinta coches similares sin compartimento furgón y capacidad para 72 pasajeros sentados, que se identificaron con la sigla U (por “Unica Clase”) y recibieron la numeración 4130 a 4159. Estos contaban con un vestíbulo de acceso en cada extremo, más un vestíbulo dentral que separaba los dos salones para pasajeros. Su peso tara era de 36 toneladas para el modelo con furgón y 35 toneladas para el modelo sin furgón.

Entre 1956 y 1958 tuvo lugar la fabricación de otras 20 unidades que respondían a un diseño algo más moderno, sin vestíbulos extremos y con ventanas agrupadas de a pares lo que de algún modo remitía a los coches holandeses incorporados en 1955. Estos se dividían también en una versión con capacidad para 80 pasajeros sin furgón (12 coches identificados con la sigla U y numerados 4400 a 4411) y otra con capacidad para 64 pasajeros y un pequeño furgón, identificados como U.F. y numerados 4900 a 4907.

Todos los vehículos mencionados hasta aquí contaban con iluminación interior provista por lámparas incandescentes y en su estado original sumaban ventiladores suspendidos del cielorrasos que perdieron pocos años después. Los asientos eran del tipo rebatible tapizados en material resistente al uso que durante la década de 1960 fueron reemplazados por otros de tipo fijo formados por tablillas de madera que conservaron hasta los últimos días en servicio. El sistema de freno era por aire comprimido, contando además con freno manual de emergencia operado desde un volante ubicado en uno de los extremos.

Como se indicó al principio de esta nota su destino inicial fue el corredor Retiro – Villa Rosa donde actuaron hasta mediados de los ’60 cuando la incorporación de los flamantes Fiat (Materfer/Aerfer) los relegó a los servicios urbanos del ex Midland, Provincial y Compañía General de Buenos Aires (Puenta Alsina – Libertad, Avellaneda – La Plata y Buenos Aires – Gonzalez Catán respectivamente). La concesión de los servicios urbanos de la zona metropolitana de Buenos Aires a mediados de los ’90 significó su retiro definitivo, siendo concentrados en las playas de Tapiales y Puente Alsina donde fueron progresivamente vandalizados. Sólo dos coches sobrevivieron a este ominoso destino (F.U. 4967 y U.4132) y enel año 2006, merced a la iniciativa de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, fueron convertidos en “coche tratro” y “coche cine” para integrar una propuesta artística denominada “expreso del arte”. Algún tiempo después el primero de los vehículos mencionados fue trasladado a la estación “Barraca Peña” en el barrio de La Boca mientras que el otro fue recientemente cedido al sindicato “Unión Ferroviaria” que lo trasladó a la estación 20 de junio (Pontevedra) para formar parte de un área de recreación.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Las diesel experimentales del FCS (I)
El bloqueo manual (I)
Los tranvías PCC del Urquiza
Las duodécimas del F.C. de Santa Fe