Historia
Notas de Historia

Las General Electric U-13C (II)

Dueñas de una figura menuda y prestaciones modestas, debieron asumir algunos de los servicios más exigentes.

Por Andrés J. Bilstein
Publicada el 27-08-2015

[Viene de nota anterior...] Según la planificación original las unidades de trocha ancha serían afectadas a la sección local del San Martin mientras que otras 70 locomotoras encargadas a la casa americana Alco (modelo RSD-35, fabricadas por la subsidiaria canadiense Montreal Locomotive Works) tendrían a su cargo la dieselización de la sección urbana del Roca. Sin embargo, la apremiante necesidad de tracción de este último hizo que le fueran asignadas las 45 General Electric objeto de este artículo, que arribaron a nuestro país con antelación a aquellas.

Su puesta en servicio apuró el retiro de las ya veteranas 8E del ex F.C. Sud de las líneas urbanas, aunque las exigencias propias del servicio pronto obligaría a someterlas a una reparación integral lo que obligó a "rescatar" muchas de aquellas glorias del vapor que vieron renovada su actuación.

Entre 1977 y 1978, en el marco de un cuestionado contrato entre Ferrocarriles Argentinos y la firma FIAT- Materfer, esta última tuvo a cargo la reconstrucción de un importante número de locomotoras, 27 del modelo que nos ocupa a las que se les reemplazó el motor original por el FIAT modelo A230-8 de 8 cilindros en V sobrealimentado y 1780 HP de potencia, que para el caso fue desrateado a 1400 HP. Curiosamente, luego de aquel trabajo, la gerencia de mecánica del ferrocarril reemplazó el subfijo “C” en la denominación de las locomotoras por el subfijo “F”, entendiendo que éste refería al motor cuando, en realidad, hacía referencia al rodado.

Hacia fines de los años '80 algunas unidades recibieron la nueva decoración de Ferrocarriles Argentinos denominada "local y cargas", que incluía el logo de la empresa en grandes dimensiones sobre los laterales y dos gruesas franjas que recorrían longitudinalmente la carrocería para formar las siglas FA sobre el frente del capó corto.

A mediados de 1992 la unidad #6022 fue intervenida en forma experimental por la firma IATE, que reemplazó nuevamente el motor por otro ALCo modelo 251D de 6 cilindros en línea y 1350 HP de potencia lo que requirió una significativa modificación en el capó largo a fin de alojarlo convenientemente. Su condición de "ejemplar único" se vio acentuado con una nueva decoración que disponía los colores rojo y amarillo en un nuevo esquema que incluía la sucesión de franjas en diagonal sobre los laterales.

En ocasión del proceso de concesionamiento de servicios ferroviarios a operadores privados las U-13 de trocha ancha activas quedaron en manos de Ferrosur Roca, UEPFP (Buenos Aires) y SEFEPA (Rio Negro). Esta última, no obstante, se negó a recibir las unidades asignadas debido a su pésimo estado. La operadora ferroviaria bonaerense, por su parte, las utilizó principalmente en tareas de maniobras aunque no fue extraño verlas a la cabeza de algunos servicios interurbanos.

En la actualidad sólo una unidad de trocha media y las transferidas a la trocha métrica siguen en actividad. Respecto a las de trocha ancha, sobrevive en condiciones de marcha la remozada 6022 (que oficia de pilota en la playa Kilo 4 de la U.E.P.F.P.) mientras que la 6016, perteneciente a la dotación de la empresa Ferrosur Roca, es sometida a un proceso de restauración por el Ferroclub Argentino en su Centro de Preservación Remedios de Escalada.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

Los eléctricos Japoneses del Mitre
Las infatigables 8E del Ferrocarril del Sud
Las english electric del FCGB (parte I)
Los tranvías PCC del Urquiza