Historia
Notas de Historia

Las General Electric U-18

Un modelo con gran aceptación en el mundo que llegó a nuestro país en la década de 1950 y sumó una segunda serie pocos años después.

Publicada el 09-01-2016

La creación de la Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino (E.F.E.A.) en 1956 tuvo como uno de sus objetivos prioritarios atender el deterioro que presentaba el sistema ferroviario en general reduciendo el creciente déficit operativo. Para alcanzar tales objetivos, entre otras medidas, se decidió avanzar en el reemplazo del vapor por la más moderna (y económica) tracción diesel eléctrica, contemplando la adquisición de cien locomotoras de este tipo que fueron provistas por cuatro diferentes fabricantes: Alsthom, Alco, General Motos y General Electric. Esta última proveyó 25 locomotoras del modelo U-18C, que arribaron a nuestro país entre Junio y Agosto de 1957 numeradas 4201 a 4225 y fueron asignadas a la línea San Martin absorbiendo el tráfico entre Cuyo y Villa Mercedes. De esta forma, se lograba reemplazar las locomotoras a vapor cuyo costo operativo era enorme dada la planimetría y la pobre calidad del agua.

Estaban equipadas con un motor Cooper Bessemer modelo FVBL - 12 T de 12 cilindros en “V” 229 mm x 267 mm que erogaba 1960 HP de los cuales 1800 eran disponibles para tracción. Éste se acoplaba a un generador General Electric modelo 5GT-581-C1 de 1352 KW que alimentaba seis motores de tracción GE modelo 5-GE-761-A [Ver ficha técnica completa].

En Octubre de 1959 la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales adquiere once unidades adicionales (numeradas 8481 a 8481 y renumeradas más tarde 8426 a 8436) para asegurar la corrida de trenes petroleros entre la refinería de Luján de Cuyo (Mendoza) y San Lorenzo (Santa Fe). Si bien similares en su aspecto general, estas presentaban ciertas diferencias constructivas y de diseño respecto a sus antecesoras entre las que podemos mencionar el rediseño del bastidor (que vino a solucionar el problema de flecha excesiva que aquejaba a las primeras) el reemplazo del freno 6-SLAV por el 6-SLAV-1 que se ubicaba ahora completo dentro del capó corto desapareciendo la “mochila” frontal a la cabina (que caracterizó también a las U-12C de trocha media); la ausencia de numeradores transiluminados en los laterales de la cabina y otras menos evidentes.

Por otra parte, mientras que las primeras llegaron a nuestro país luciendo una espartana decoración en colores tiza y azul, las de segunda serie lo hicieron luciendo ya el esquema de colores adoptado por EFEA en rojo y amarillo con techo en gris perla y bajos en negro. A mediados de los '60, no obstante, todas las unidades recibieron la decoración tradicional de Ferrocarriles Argentinos en rojo, amarillo y techo bordó [Ver ficha técnica de la segunda serie].

A fines de la década de 1960 las treinta y seis unidades fueron definitivamente transferidas al Roca, que las ocupó en todo tipo de trenes, desde el tradicional “Marplatense” hasta servicios suburbanos de menor cuantía. La llegada de las GM GT-22CW en 1972 las relegó a la zona local y maniobras en distintas playas. Pese a ello, 14 unidades fueron incluidas en el contrato firmado con Materfer por la reconstrucción de diversos modelos de locomotoras, que incluyó el reemplazo del motor original por otro FIAT modelo A230-12 convenientemente desrateado. Tras su rehabilitación fueron destinadas a reemplazar las Alsthom en la zona Tandil y diagramadas también en el corredor Tandil – Plaza Constitución y Constitución – Tandil – Quequén – Tres Arroyos. Para entonces, algunas unidades habían recibido ya la variante "local y cargas" de la nueva decoración que la empresa estatal ensayó a fines de los años 80.

Tras el concesionamiento de los servicios ferroviarios a principio de los años 90 algunas unidades quedaron en manos de la UEPFP bonaerense y otras en manos de Ferrosur Roca S.A. que sometió tres unidades (8105, 8118 y 8121) a una completa reconstrucción con motores GM y carrocerías de GM GP-38 estadounidenses modificando por completo su fisonomía. Desde entonces, todas las U-18 (originales y reformadas) se ocuparon de tareas de maniobras en distintas playas. La 8123 fue la última no reconstruida en permanecer activa, actuando en la playa Kilo 5.

Fuentes consultadas

  • Pérez Darnaud, Carlos A., Las GE U-18 en Trenes & escalas No. 11/12.
  • Manuales de material rodante Ferrocarriles Argentinos.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

La curiosa historia del Ferrocarril Depietri
Los coches Werkspoor de segunda clase
Las Alco-Montreal FPD-7
Los primeros eléctricos del Anglo