Actualidad
Panorama

Transportar vino en tren permite ahorrar 80% en costos

Cómo aprovechar las vías férreas existentes en Argentina para aumentar ganancias y disminuir precios.

Publicada el 22-12-2016

Según un informe realizado por el Observatorio de Economías Regionales de ACOVI (Asociación de Compañías Vitivinícolas Argentinas) transportar vino usando camiones es 80% más caro que hacerlo usando vías ferroviarias, sin embargo, de acuerdo a las cifras oficiales de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), solo el 1% del total de vino transportado en el 2016 aprovecho el ferrocarril (11.800 toneladas sobre un total de 10.600.000 toneladas).

La Asociación Argentina de Logística Empresaria amplia la perspectiva al confirmar que el 93% de la producción de Argentina se traslada por camión y solo el 6% aprovecha la red ferroviaria existente (la proporción en Europa es completamente diferente: 40% del transporte se realiza por ruta, 50% por vía férrea y 10% por hidro-vía).

Jorge Tesler, director de TGI, consultora especializada en logística, considera que la concentración del transporte nacional en camiones es un defecto que debe corregirse: “el costo que se paga por recorrer largas distancias por carreteras en lugar de hacerlo en ferrocarril es muy alto en un país donde los puertos están alejados de los centros de producción”.

Gustavo Anschut, especialista internacional, coincide con Tesler: “por economía de transporte, hay que buscar que el camión no haga más de cuatrocientos kilómetros”.

En su “Estudio sobre eficiencia logística”, el Banco Mundial recomienda, precisamente, que Argentina equilibre su sistema de transporte siguiendo el ejemplo de países como Rusia, China, India, Estados Unidos o México que continúan expandiendo sus líneas ferroviarias, una solución que redundaría considerablemente en los costos: según ACOVI, trasladar 1,2 toneladas de vino cuesta 1300 pesos en camión y apenas 718 en tren.

Este es un detalle de particular importancia para el consumidor porque, según el testimonio de los vitivinicultores, el costo de fletes representa entre el 5 y el 10% de sus ganancias, es decir que por cada 1000 pesos que ganan, deben pagar entre 50 y 100 pesos de traslado, una cantidad que podría reducirse a la mitad si usarán trenes, lo que redundaría en los precios que pagan los usuarios finales cuando compran sus bebidas favoritas en el bar de su barrio, su restaurante favorito o portales como BevyBar.

La consultora NOAnomics realizó un estudio según el cual, de haberse usado trenes en vez de camiones, entre el 2005 y el 2015 podrían haberse ahorrado más de 4600 millones de dólares, confirmando los datos de la Asociación Latinoamericana de Ferrocarriles que estimó que, por cada punto de carga que se transfiere del camión al tren la sociedad ahorra 70 millones de dólares anuales.

Félix Piacentini, director de NOAnomics, explica que países como Estados Unidos, Canadá o Australia transportan, al menos, la mitad de su producción en trenes: “Es un modo de transporte que debería tener un protagonismo mayor. Hay que entender que no es una antinomia camión-tren. Lo eficiente es usar cada modo en donde es más rentable. El tren en el Este documental de “History Channel” muestra, precisamente, la importancia de los trenes de mercancía en todo el mundo: Maravillas modernas. // Artículo patrocinado.

Nota sobre copyright

Queda prohibida la reproducción parcial o total del presente artículo salvo expresa autorización del autor. Para compartir la nota utilice el siguiente enlace:
 
  Utilice la combinación Ctrl+C para copiar el link
   
   

Utilidades

[Versión para imprimir]

Otras notas que pueden interesarte

El bloqueo manual (I)
Locomotoras eléctricas del Ferrocarril del Oeste
Trenes eléctricos del F.C. Central Argentino (I)
Locomotoras eléctricas del F.C. Urquiza (I)