Los coches Werkspoor para servicio local del Ferrocarril Belgrano

Como parte de un importante contrato celebrado con la firma holandesa Werkspoor el Ferrocarril General Belgrano recibió en 1953 treinta y tres coches de moderno diseño que batallaron la trocha métrica por más de seis décadas.

0
82

Como parte del importante contrato celebrado entre el Estado Argentino y la holandesa Werkspoor en 1951 por la provisión de 80 locomotoras diesel eléctricas y 448 coches de pasajeros, el recién creado Ferrocarril Nacional General Belgrano recibió 33 coches que fueron fabricados por una subcontratista de aquella, la J. J. Beijnes  en sus talleres de Beverwijk.

Se trataba de vehículos metálicos de moderna concepción especialmente diseñados para servicio urbano, con una capacidad para 80 pasajeros sentados y amplios vestíbulos de acceso dotados de puertas corredizas que contemplaban la futura incorporación de un mecanismo neumático de control (que nunca se materializó). El sistema de iluminación interior estaba compuesto por lámparas incandescentes de 24 V de corriente continua, que con el tiempo fueron reemplazadas por tubos fluorescentes. Sumaban al equipamiento siete ventiladores eléctricos que perdieron con los años.

El freno automático era por aire comprimido provisto por Westinghouse Air Brake & Co., al que se sumaba el freno manual de estacionamiento accionado por un volante ubicado en el cabezal. El peso tara de cada vehículo era de 40.000 kg con una carga máxima de 7.000 kg.

Fueron puestos en servicio en el año 1953 luciendo su carrocería en color marrón con tres delgadas franjas plateadas en el inferior de sus laterales y la identificación U. 1 a U. 33. Algunos años más tarde serían renumerados U. 4300 a U. 4332 recibiendo progresivamente además la decoración de Ferrocarriles Argentinos para servicios locales en rojo y crema separadas por una franja azul.

Operaron en el ramal Retiro – Del Viso – Villa Rosa hasta finales de la década de 1970 cuando fueron transferidos a la zona Buenos Aires para reemplazar los antiguos coches de madera que continuaban en servicio en los corredores Buenos Aires – Gonzalez Catán y Marinos del Crucero Gral. Belgrano, y así ocurrió hasta la concesión de los mismos a la empresa Metropolitano en 1994. El nuevo concesionario recibió los coches  U.4304, U.4307, U.4309, U.4311, U.4313, U.4316, U.4317, U.4319, U.4320, U.4324, U.4328, U.4329 y U.4330 y rehabilitó en Talleres Tapiales y en talleres Puente Alsina algunas unidades, mientras que otras fueron sometidas a reparación general en talleres Junín. Con el tiempo (y en concordancia con la caída en la calidad de prestaciones del concesionario) fueron perdiendo las persianas y recibieron nuevas ventanas de precaria terminación que hacían juego con asientos de chapa de cuestionable comodidad.

Luego de la quita de la concesión a Metropolitano, la Unidad de Gestión Operativa de Emergencia (UGOFE) llevó adelante una nueva reparación general sobre los coches que incluyó nuevos asientos, revestimientos, ventanas e iluminación. También fueron intervenidos en su aspecto mecánico, lo que extendió notablemente su vida útil.

El trabajo, que estuvo a a cargo la firma Amanci en el desvío del ex taller vías y obras Tapiales, incluyó pintura general y reemplazo de ventanillas y asientos. Por otra parte hacia la misma época el coche U.4324 fue reacondicionado en Materfer donde, entre otras cosas, se le reemplazaron las puertas corredizas por otra de tipo rebatible.

La puesta en servicio de los nuevos coches motor diesel con la consiguiente elevación de andenes obligó a separar de servicio los últimos tres coches  con puertas corredizas que permanecían activos. Otros siete coches se encuentran en la planta de la firma Emepa en Chascomús, donde están siendo reformados dotándolos de puertas rebatibles y furgón.

Apasionado por la divulgación del pasado y presente de los ferrocarriles participó y dirigió diferentes propuestas editoriales temáticas durante los últimos veinte años. Es socio activo y colaborador de la Asociación Amigos del Tranvía y miembro fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre.