Las English Electric del Ferrocarril Belgrano (segunda parte)

0
180

Cuando en 1948 la casa británica Vulcan Foundry retomó la orden por 90 locomotoras tipo 4-6-2 que había sido suspendido al estallar la Segunda Guerra Mundial, nuestro país se encontraba ya avanzando en la introducción de la tracción diesel, por lo que la orden fue modificada negociándose con el fabricante el reemplazo de 61 unidades por 21 locomotoras diesel eléctricas de trocha métrica construidas bajo licencia English Electric. De esas 21 locomotoras, no obstante, sólo cinco fueron construidas por Vulcan, mientras que el montaje de las restantes estuvo a cargo de la Robert Stephenson & Hawtorns.

Similares en su aspecto general a las de primera serie (cuya historia tratamos en esta nota), contaban con algunas diferencias evidentes a simple vista como sus boguies de balancines rectos (en contraposición a los tipo “cuello de cisne” de sus antecesoras), las luces de posición dobles en la parte superior de ambos frentes y la distribución de las puertas de inspección de sus laterales.

Estaban equipadas con un motor English Electric 8-SRKT de cuatro tiempos y ocho cilindros en línea de 254 mm x 305 mm (diámetro x carrera) que erogaba una potencia neta de 940 HP, acoplado a un generador English Electric modelo 819 – 2B que alimentaba cuatro motores de tracción modelo 525 – GA de 248 HP de potencia cada uno.

Identificadas como clase DE 623 y numeradas 5776  a 5796, arribaron a nuestro país en 1959 luciendo una elaborada y llamativa decoración en colores rojo, amarillo y negro con techo plateado (ver foto superior) siendo afectadas alos servicios locales entre Retiro – Villa Rosa (lo que hoy conocemos como “Belgrano Norte”) desplazando a las pequeñas Whitcomb 70-DE-30 que monopolizaban la tracción en ese corredor desde su incorporación en 1950.

La incorporación de las modernas General Motors G-22CU en 1977 aceleró su traslado a la zona Buenos Aires para la corrida de los trenes locales entre Buenos Aires y Gonzalez Catán como así también entre Puente Alsina y Libertad, tarea que ocuparon hasta los primeros años de la década de 1980 cuando la llegada de las General Electric U-12C desde el norte las puso  a la cabeza de los trenes de carga que por entonces sobrevivían entre Tapiales y Pergamino,  Gob. Monteverde, La Plata y Puerto de Buenos Aires.

Hacia 1990, cuando la totalidad del parque había sido radiado, la gerencia de la línea Belgrano rescató a la unidad Nro. 5778 (que se encontraba en regular estado en la estación Cruz del Eje) trasladándola al taller Córdoba donde fue intervenida mecánica y estéticamente para asignarla a la corrida de pequeños trenes de carga y departamentales en la zona. Sin embargo, quiso el destino que en uno de sus viajes fuera embestida violentamente por un camión en un paso a nivel lo que le ocasionó enormes daños estructurales. En virtud de este infortunio se decidió rescatar de la playa de la estación Charadaí otra unidad radiada (5784) para montar en ella la planta propulsora de la 5778. Los trabajos comenzaron pero la reestructuración ferroviaria ocurrida en 1993 truncaría definitivamente el proyecto,  poniendo fin a tres décadas de historia de una de las más representativas locomotoras diesel de nuestra trocha métrica.

 

Apasionado por la divulgación del pasado y presente de los ferrocarriles participó y dirigió diferentes propuestas editoriales temáticas durante los últimos veinte años. Es socio activo y colaborador de la Asociación Amigos del Tranvía y miembro fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre.