Las “otras Transfer”, una historia singular

0
240

Promediando la década de 1960, mientras avanzaba la ejecución del contrato por la  construcción de 41 locomotoras de 900 HP para trocha métrica (cuya historia tratamos en una nota anterior de Portal de Trenes), FIAT-Cóncord desarrolló dos prototipos de mayor potencia pero con características generales y disposición que responden al mismo diseño estructural de aquellas. Esta similitud ha llevado a identificar frecuentemente estos prototipos como “Transfer grandes”, concepto que resulta inexacto por cuanto esa denominación es exclusiva del modelo 7165 (por eso el entrecomillado en el título de esta nota) . En todos los casos se utilizaron motores desarrollados por la propia FIAT, mientras que el equipamiento eléctrico fue provisto por la firma italiana Marelli.

El primero de estos prototipos era el más similar en aspecto a las transfer, pero sumaba el equipamiento para freno dinámico además y contaba con el motor A238-SSF de  8 cilindros en línea y 1500 CV de potencia. Si bien una versión surgida en el departamento de tracción del Belgrano por los ’70 aseguraba que la 6800 original (modelo 7165) había sido devuelta al fabricante a raíz de algunos desperfectos técnicos, la propia FIAT desmintió el hecho asegurando que, en realidad, la 6800 nunca fue construida. En su lugar, la firma italiana ofreció a Ferrocarriles Argentinos este prototipo de 1500 C.V. (que portaba originalmente el Nº 6837) y aunque este se negó durante un tiempo a recibirla, finalmente la aceptó poniéndola en funciones a mediados de 1970 con el número 6800.

Fue asignada junto con las Transfer al depósito base Santa Fe, desempeñándose en la corrida de trenes de carga en la región centro y norte de esa provincia. Su destino, no obstante, resultó particular: una vez retirada del servicio a principios de la década de 1990 fue donada por Ferrocarriles Argentinos a una escuela rural cercana a la estación Zapiola (provincia de Buenos Aires) donde se deteriora día a día expuesta a los elementos.

La segunda unidad especial a la que hacemos referencia (identificada por FIAT como modelo 7164) recibió el número 8000 y fue motorizada con el A-2312-VSSF de 12 cilindros en “V” y 2000 C.V. de potencia. Debido a su mayor peso y potencia contaba con dos bogies de tres ejes, todos ellos tractivos (configuración Co-Co).

Tras ser experimentada varios años en las líneas Mendoza – Las Cuevas, Salta – Socompa y Tucumán – Güemes, hacia de 1973 fue arrendada a la empresa estatal de ferrocarriles bolivianos (ENFE) que la adquirió definitivamente en 1980

Según el testimonio de antiguos operarios,  el particular diseño de los bogies y ciertas deficiencias en el sistema de frenos ocasionaba frecuentes descarrilamientos, situación que sumada a la baja confiabilidad de motor diésel dio lugar a su radiación definitiva a finales de 1990. Desde entonces fue periódicamente movida de un lugar a otro dentro los predios del Centro de Mantenimiento de Guaracachi, hasta ser finalmente emplazada como monumento en el acceso a esas instalaciones.

Casi veinte años después, cuando su destino parecía definitivamente sellado, Ingenieros de la empresa Ferroviaria Oriental concibieron la idea de utilizar dicha locomotora como base para un innovador desarrollo, inciando en enero de 2009 los trabajos que incluyeron una importante intervención integrando al monocasco un miembro estructural que permitiera utilizar bogies convencionales de locomotora General Electric modelo U20C.

El motor elegido fue el General Electric modelo 7 FDL12 F24, acoplado a un generador modelo 5GT581 quedando el control de tracción a cargo de un microprocesador QES III de última generación.

Finalmente, tras once meses de intensos trabajos en los que participaron  más de 50 operarios, la nueva locomotora vio la luz en el año 2010, convirtiéndose –con sus 2050 HP al gancho y capacidad para remolcar hasta 2100 toneladas- en la más potente del parque tractivo de la empresa boliviana hasta entonces.

“Este proyecto fue un reto profesional para todos los participantes, una oportunidad para mostrar su compromiso, su talento y su conocimiento en la construcción de locomotora”, sostuvo entonces Ricardo Fernandez Durán, Gerente General de Ferroviaria Oriental.

 

Ferviente defensor del modo ferroviario y apasionado por la comunicación, participó en diversos emprendimientos editoriales temáticos en los últimos veinte años. Es miembro activo y colaborador de la Asociación Amigos del Tranvía y socio fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre.