Una Mikado suelta en Buenos Aires

Caracterizadas por su bajo peso (apenas nueve toneladas por eje motriz), las cien locomotoras rodado 2-8-2/4-4 que el Central Norte incorporó en 1911 (clases C7, C8, C9 y C10, sobre las que hablamos aquí) se destacaron principalmente en ramales cuya infraestructura desaconsejaba la utilización de unidades de mayor porte para la carga. Algunas de ellas alcanzaron la zona Buenos Aires después de la nacionalización y, pese a su antigüedad,  se mantuvieron activas hasta la desaparición del vapor a fines de los años ’70, tal como ocurrió con la 761 (construida por la North British Locomotive Company) que la foto  muestra en el depósito Tapiales a mediados de la década de 1970.

Locomotora 761 de la clase C10

 

Los colores de la Cooper

Habiendo sido las primeras locomotoras diesel eléctricas adquiridas en serie por nuestro país (aunque en rigor fueron el segundo modelo incorporado), las General Electric 165T, (cuya historia describo más extensamente en esta otro nota) fueron, además, de las más longevas, sobreviviendo algunos ejemplares hasta los primeros años del siglo XXI. No es de extrañar entonces que hayan sido portadoras de todo tipo de variantes cromáticas relacionadas con las diferentes etapas que atravesaron nuestros ferrocarriles. En el siguiente croquis (publicado por la revista Trenes & escalas en su edición Nº 7) podemos observar un resumido compendio de dichas decoraciones.

Los colores de la Cooper

El norteño

Con un derrotero que atravesaba las principales provincias del centro y noroeste de nuestro país (contando además con enlaceinternacional), el tren Nº 703/704 “El Norteño” se contaba entre los de de más extenso recorrido de la trocha métrica. Fue, además, uno de los servicios cuya diagramación sobrevivió casi sin cambios hasta su desaparición definitiva en marzo de 1993. En la foto de hoy lo vemos partiendo de Retiro remolcado por la Alco RSD-35 Nº 6789 en una tarde gris de octubre de 1991.

El Norteño partiendo de Retino en 1991

El tren de la economía

Con el propósito de “contribuir al cuidado de la economía familiar” la empresa Ferrocarriles Argentinos implementó, en enero de 1990, dos servicios que partiendo de Caseros (trocha ancha) y estación Buenos Aires (trocha métrica) arribaban al Mercado Central de Buenos Aires, regresando dos horas después a su cabecera. Corrieron fundamentalmente los días sábados con una frecuencia en horario matutino y otro vespertino por cada una de las dos líneascon los siguientes horarios:

Líneas San Martín y Sarmiento

Salidas: Caseros sale: 08:00 y 16:00 Horas – Haedo sale: 08:30 y 16:30 hs. – Mercado Central Llega: 08:50 y 16:50 hs

Regresos: Mercado Central sale: 11:30 y 18:55 Horas – Haedo sale: 12:00 y 19:23 hs. – Caseros Llega:12:20 y 19:43 hs .

Línea Belgrano

Salidas: Estación Buenos Aires sale: 08:24 y 16:11Horas – Tápiales sale: 08:51 y 16:39 hs. – Mercado Central Llega: 09:10 y 17:00 hs.

Regresos: Mercado Central sale: 10:50 y 18:50Horas – Tápiales sale: 11:10 y 19:10 hs. – Buenos Aires Llega: 11:37 y 19:40 hs.

En la foto de Juan Carlos Gonzalez vemos la versión del Belgrano del “tren de la economía” detenido una mañana de sábado en el Mercado Central, traccionado por la GE U-12C Nº 6706, aquella que recibió la por entonces novedosa decoración “local y cargas” de Ferrocarriles Argentinos.

Tren de la economía en el Mercado Central