El tren de la economía

Con el propósito de “contribuir al cuidado de la economía familiar” la empresa Ferrocarriles Argentinos implementó, en enero de 1990, dos servicios que partiendo de Caseros (trocha ancha) y estación Buenos Aires (trocha métrica) arribaban al Mercado Central de Buenos Aires, regresando dos horas después a su cabecera. Corrieron fundamentalmente los días sábados con una frecuencia en horario matutino y otro vespertino por cada una de las dos líneascon los siguientes horarios:

Líneas San Martín y Sarmiento

Salidas: Caseros sale: 08:00 y 16:00 Horas – Haedo sale: 08:30 y 16:30 hs. – Mercado Central Llega: 08:50 y 16:50 hs

Regresos: Mercado Central sale: 11:30 y 18:55 Horas – Haedo sale: 12:00 y 19:23 hs. – Caseros Llega:12:20 y 19:43 hs .

Línea Belgrano

Salidas: Estación Buenos Aires sale: 08:24 y 16:11Horas – Tápiales sale: 08:51 y 16:39 hs. – Mercado Central Llega: 09:10 y 17:00 hs.

Regresos: Mercado Central sale: 10:50 y 18:50Horas – Tápiales sale: 11:10 y 19:10 hs. – Buenos Aires Llega: 11:37 y 19:40 hs.

En la foto de Juan Carlos Gonzalez vemos la versión del Belgrano del “tren de la economía” detenido una mañana de sábado en el Mercado Central, traccionado por la GE U-12C Nº 6706, aquella que recibió la por entonces novedosa decoración “local y cargas” de Ferrocarriles Argentinos.

Tren de la economía en el Mercado Central

Furgones con estafeta postal Materfer

Furgón Correo Fiat F.C.1865En el marco del contrato celebrado con Fiat y su subsidiaria argentina Materfer para la construcción de coches de pasajeros, el Belgrano recibió durante la década del ’70 diversos tipos de coches construidos enteramente en metal para servicios de corta y larga distancia.
Los que nos ocupan en esta ocasión formaron una clase de 15 coches destinados al transporte de mercancías en trenes generales y dotados de estafeta postal, recibiendo la identificación F.C. (Furgón Correo) y la serie de numeración 1865 al 1879
Poseían tres amplios portones por lado que daban acceso a los dos salones en que se dividía el interior: uno destinado al transporte de mercaderías generales, y el otro –provisto de bandejas sobre los laterales- destinado al acopio de las bolsas de correspondencia. Contaban con dos baños, cada uno ubicado en un extremo, y frente a los cuales se ubicaba una cocina a leña (en el extremo furgón) y la oficina postal en el opuesto. Junto a este, además, se encontraba el camarote para el personal de correos y un modesto lavabo.

Equipamiento del Furgón Correo
Corrieron en los principales trenes generales del Belgrano hasta bien entrada la década del ’90, cuando fueron suprimidos la totalidad de éstos. Luego, fueron arrumbados en diversas playas con destino incierto, excepto el F.C.1868 que quedó bajo la órbita de la empresa Ferrovías que lo afectó al servicio recaudador. Otros fueron recuperados, como el F.C.1872 que tras formar parte del fallido “Tren de la Confraternidad” fue intervenido en la hoy desaparecida Emfer para servir los servicios locales con cabecera en estación Buenos Aires.

Furgón Fiat F.C. 1868 afectado a servicio recaudador de Ferrovías