Una Mikado suelta en Buenos Aires

Caracterizadas por su bajo peso (apenas nueve toneladas por eje motriz), las cien locomotoras rodado 2-8-2/4-4 que el Central Norte incorporó en 1911 (clases C7, C8, C9 y C10, sobre las que hablamos aquí) se destacaron principalmente en ramales cuya infraestructura desaconsejaba la utilización de unidades de mayor porte para la carga. Algunas de ellas alcanzaron la zona Buenos Aires después de la nacionalización y, pese a su antigüedad,  se mantuvieron activas hasta la desaparición del vapor a fines de los años ’70, tal como ocurrió con la 761 (construida por la North British Locomotive Company) que la foto  muestra en el depósito Tapiales a mediados de la década de 1970.

Locomotora 761 de la clase C10