Del archivo fotográfico – #141

0
439


Con el declamado propósito de contribuir al cuidado de la economía familiar, la empresa Ferrocarriles Argentinos implementó, en enero de 1990, dos servicios que partiendo de Caseros (trocha ancha) y estación Buenos Aires (trocha métrica) arribaban al Mercado Central de Buenos Aires, regresando dos horas después a su cabecera. Corrieron fundamentalmente los días sábados con una frecuencia en horario matutino y otro vespertino por cada una de las dos líneas. En la foto de Sergio Kodemo el Fiat de trocha ancha próximo a partir del Mercado Central con la vuelta del servicio matinal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí