Los coches motor Ganz simples del Belgrano (segunda parte)

0
436

En el año 1937 nuevamente los Ferrocarriles del Estado contrataron con la húngara Ganz la provisión de otros 46 coches motor de un sólo cuerpo para las trochas media y angosta. Eran vehículos similares a los incorporados el año anterior (y que reseñamos en la primera parte de esta nota) y de acuerdo a sus características y equipamiento se presentaban en cinco variedades diferentes, cuatro de ellas para la trocha métrica, a saber:

Tipo C3: Diez coches para uso suburbano con capacidad para 48 pasajeros sentados. Tenían interconexión para ser acoplados a otra unidad tipo C4 o K. Fueron numerados CM 340 al 349, renumerados mas tarde CMU 2739 a 2748.

Tipo C4: Se trató de 15 coches  con doble comando y capacidad para 82 pasajeros y en general operaron solos o acoplados con los tipo C3 y K. Originalmente habían sido construidas 18 unidades, pero a causa de la conflagración mundial las últimas tres no pudieron ser embarcadas y quedaron en Hungría, donde fueron adaptadas para circular en aquel país. Recibieron la numeración CM 314 al 328 y mas tarde fueron renumerados CMU 2749 a CMU 2758 (el CM 322 fue radiado antes de la renumeración).

Tipo H: Se trató de cuatro unidades con comando simple, capacidad para 64 pasajeros sentados, furgón mediano y cocina. Entraron en servicio en febrero de 1939 numerados CM411 a CM414. Fueron radiados entre 1971 y 1977 con la identificación CMU2771 a 2724.

Tipo K: Eran diez unidades de comando simple con posibilidad de acoplarse a los tipo C3 y C4, con los que efectuaron servicios de corta y media distancia. Su numeración original era CM440 a CM449, modificada posteriormente a CMU2759 a 2767.

Dos coches ya renumerados y luciendo la sigla EFEA, aunque conservando su decoración en plateado con franja azul, detenidos en estación La Falda. Foto de Edgardo Turone.

Al momento de su puesta en servicio lucieron sus carrocerías en color plateado, con una franja azul bajo la línea de ventanas, salvo unos pocos que sólo recibieron una base en antióxido anaranjado opaco.

Tuvieron base en Santa Fe, Córdoba, Mate de Luna (Tucumán), Boulogne y Salta mientras que el taller encargado de su reparación fue San Cristóbal.

Tras la nacionalización de las líneas del Estado la red de trocha métrica pasó a integrar el flamante Ferrocarril Nacional General Belgrano, luego línea General Belgrano de EFEA/Ferrocarriles Argentinos. Así los coches fueron cambiando paulatinamente su decoración, recibiendo el clásico rojo/amarillo/franja azul además de una nueva numeración de cuatro dígitos según se indicó en cada caso.

Con la posterior incorporación de nuevas unidades los coches que nos ocupan pasaron a desempeñar indistintamente servicios locales entre Retiro y Boulogne y desde Córdoba a Santa Fe, para ser finalmente trasladados al depósito Puente Alsina para cubrir los servicios a Carhué y Buenos Aires – Patricios.

En el año 1980 Ferrocarriles Argentinos, en una primera experiencia privatizadora, concesionó a la empresa Atahualpa S.A. la operación del ramal Formosa Embarcación, adquiriendo ésta el coche CMU2712 (tipo B) que, tras ser reacondicionado y renumerado CM301, inaugura el servicio el 27 de marzo de 1981. Para entonces Atahualpa S.A. había adquirido también los coches 2750, 2752, 2763 y 2771 que numeró CM302 a CM304. El último, sin embargo, fue desmantelado para ser utilizado como fuente de repuestos para los restantes. Entre otras modificaciones recibieron una nueva decoración en colores blanco, azul, celeste y negro, el radiador fue reubicado en el frente del coche para mejorar su performance, se reemplazaron los asientos por otros reclinables asemás de incorporarles un sistema de climatización interior, televisores y videoreproductores como era práctica usual en los ómnibus de larga distancia.

Coche motor Ganz de la empresa Atahualpa detenido en la estación Pirané. Foto de Jorge R. Cerigliano.

A pesar de todo ello la empresa operó el servicio por poco tiempo, y los coches fueron depositados en Embarcación donde permanecieron inactivos por casi un cuarto de siglo hasta que circunstancias fortuitas los pusieron otra vez en acción. Efectivamente, en diciembre de 2005 la ciudad de Tartagal (provincia de Salta) sufrió una grave inundación que derribó el puente de la ruta 34 sobre el Río Seco, única conexión de la ciudad con el resto del territorio nacional. La solución llegó de manos del ferrocarril, que reacondicionó uno de aquellos coches (el CM302) reemplazando su motor original por un FIAT 619 Diesel estableciendo un servicio solidario que cruzaba una y otra vez el río transportando vecinos y provisiones dando cuenta del papel fundamental del modo ferroviario incluso en las condiciones más difíciles. Luego de aquella experiencia efímera el coche regresó a Embarcación donde quedó nuevamente sumido en el silencio y el abandono.

Fuentes consultadas:

  • Pignataro, M.A., Tracción Diesel en revista El Expreso (varios números)
  • Manual de operación de coches motor Ganz (Ganz Budapest)
  • Revista Tren Rodante (Nros. 112 y 113).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here