Guía básica de ferromodelismo (tercera parte)

0
242

En la anterior nota de esta serie referíamos que la forma tradicional -y más extendida- de controlar la marcha de los trenes en una maqueta es proporcionar una corriente al motor a través de los rieles de manera tal que, al variar la tensión aplicada, lograremos que estos adquieran mayor o menor velocidad. No obstante, a finales de los años 80 hizo su aparición una nueva tecnología que revolucionaría definitivamente el modelismo ferroviario convirtiéndose en el nuevo estándar mundial: el control digital.

Este sistema consiste básicamente en una central digital que, a través de la vía, envía datos a una locomotora para indicarle que acción debe realizar. Las acciones más usuales son acelerar, frenar, cambiar sentido de la marcha, encender o apagar luces, sonar la bocina, etc. Para conseguirlo, los sistemas digitales alimentan la vía a una tensión constante y, a esta tensión, se le añade la información a enviar.

Dentro del mundo digital también podemos encontrar distintos sistemas (o formatos). Los dos más utilizados en la actualidad son:

  • DCC (Digital Command Control): Este formato es el más extendido actualmente y se basa en las normas dictadas por la NMRA (National Model Railroad Association) americana.
  • Motorola: Este formato, original de Märklin ha quedando relegado casi exclusivamente dentro del universo de la tradicional marca alemana. Aconsejamos que solo se adopte en caso de querer iniciarse con este fabricante. El nombre de Motorola proviene del fabricante del microcontrolador que incorporaba la primera central de Märklin.

El dilema: ¿analógico o digital?

Esta es, sin lugar a dudas, la pregunta más difícil de responder para cualquier persona que se inicie en el modelismo ferroviario. Desafortunadamente no existe una respuesta categórica. Cada uno sabrá que sistema escoger de acuerdo a sus deseos y posibilidades. Lo que si vamos a indicar son las ventajas y desventajas de cada sistema:

Costo: Sin duda, el sistema digital es más costoso que el tradicional. El sistema tradicional solo precisa un transformador por cada locomotora que se desee gobernar. El sistema digital precisa una sola central (en principio) para toda la maqueta (amén de otros dispositivos) pero el precio, hoy por hoy, no es comparable. Además, el sistema digital precisa de la instalación del decodificador en todas las locomotoras, lo que conlleva un costo por pieza más elevado. Quizá este sea el punto más favorable al método tradicional.

Sencillez de montaje: En este punto es donde el sistema digital se lleva todas las medalles. En principio, con solo dos cables conectados a la vía se pueden gobernar infinidad de locomotoras y con un poco más de cableado, toda la maqueta. En el sistema tradicional, el cableado de la maqueta es un dolor de cabeza para muchos aficionados y el punto donde un gran número de proyectos fracasan.

El cableado en el sistema analógico suele presentar no pocos dolores de cabeza

Posibilidades de operación: Otro punto claramente a favor del sistema digital. En el sistema tradicional, solo se pueden gobernar las locomotoras acelerando o frenando. El sistema digital es otro mundo. Actualmente se pueden realizar funciones hasta hace poco impensadas. Por ejemplo, se pueden programar los decodificadores para que cada locomotora, según sus características, frene o acelere, se pueden apagar o encender las luces independientemente del estado de marcha de la locomotora, se pueden generar sonidos reales grabados de las locomotoras según la función que esté realizando la locomotora (ralentí, frenar, arrancar, etc.) e incluso se pueden subir y bajar a distancia os pantógrafos de la locomotora. Pero además existen varios elementos digitalizados, como grúas, pórticos de contenedores, etc. que permiten ser gobernados a distancia a través del sistema digital.

El futuro del modelismo ferroviario está claramente orientado al sistema digital. Esto no significa que el tradicional vaya a desaparecer de un día para otro, pero sí es razonable pensar que en algunos años más las maquetas de control analógico serán parte del ayer. [Leer la cuarta parte]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here