Puente Alsina: la terminal imprevista

0
4376

El  8 de enero de 1908 el Ferrocarril Midland de Buenos Aires inauguraba la primera sección de su línea línea principal entre Barracas al Sud y Adolfo Alsina (Carhué) a partir de la concesión que el Gobierno Provincial le había sido otorgada a Enrique Lavalle en el marco de la Ley de Ferrocarriles Económicos sancionada algunos años antes.

Si bien la empresa tenía previsto establecer su cabecera en un predio de importantes dimensiones en cercanías de la estación General Mitre (luego Sarandí) del Ferrocarril Sud, para iniciar los servicios estableció una estación temporal en la margen sur del Riachuelo junto al denominado Paso de Alsina, tendiendo una vía provisoria por la calzada del entonces popular Paso de Burgos y la actual Avenida Rivadavia de la localidad de Valentín Alsina (Lanús).

Casi inmediatamente la compañía comenzó a considerar como una necesidad indispensable el acceso a la Capital Federal, por lo que modificó la traza original de modo que las vías ingresaran ahora a Puente Alsina desde el extremo Oeste para que, un vez traspuesta la estación, cruzaran el Riachuelo y llegaran hasta la terminal que se ubicaría con frente a la Avenida Vélez Sasrfield junto a la estación Buenos Aires de la C.G.B.A.

Proyección sobre un plano actual de las trazas proyectadas por el F.C. Midland de Bs. As. (Clic para ampliar)

Sin embargo, por tratarse de una concesión provincial, el Gobierno Nacional rechazó la posibilidad  de adentrarse en territorio federal y el Midland debió buscar una solución alternativa. Esta consistió en extender las vías (siempre del lado provincia) hasta el ramal del Ferrocarril Sud entre Kilo 5 y estación Sola, estableciendo un servicio de combinación cuya historia desarrollamos en una nota anterior.

La historia de Puente Alsina transcurriría desde entonces sin mayores novedades, salvo los progresivos recortes, clausuras y suspensiones de servicios que tuvieron lugar desde mediados de los años ’70 y la sumirían en un sepulcral silencio que sólo se ve interrumpido por el trabajo desinteresado de un nutrido grupo de vecinos y entusiastas que procuran mantenerla a salvo de un ominoso destino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here