Los coches articulados del Ferrocarril Central Argentino

2637

En el año 1927 el Ferrocarril Central Argentino puso en servicio dos coches de características extraordinarias, ambas unidades inspiradas en prototipos desarrollados en el Reino Unido por el prestigioso Ingeniero Jefe Mecánico Sir Herbert Nigel Gresley del “London and North Eastern Railway” (quien en la década siguiente sería universalmente conocido al desarrollar las locomotoras clase A4 que obtendrían el record mundial de tracción a vapor alcanzando 203 kilómetros por hora).

Ambas unidades fueron concebidas para operar acopladas de manera permanente, siendo del tipo articulado con bogie central en común. Una de ellas consistió en un coche de Primera Clase (matriculado P.189 / P.190) y la otra fue implementada como coche Comedor y Cocina que recibió matrícula CB.558 / CC.561.

El diagrama superior muestra la vista general, planta y cortes del coche comedor-cocina, que se vinculaban para el tránsito de viajeros y personal con un paso con piso articulado y cobertura envolvente de lona impermeable con 1,524 metros de ancho; el salón comedor principal (semi-coche CB.558) contaba en su extremo “convencional” con acceso longitudinal desde el resto del tren mediante acople tipo “fuelle” flexible y dos puertas laterales al vestíbulo para acceso desde andenes, ingresando al coche había sendos lavatorios a cada lado del pasillo central siguiendo el salón principal donde se ubicaban 9 mesas sobre cada lateral, cada una de ellas con cuatro sillas resultando una capacidad conjunta de 72 comensales; al extremo de este “medio coche” se situaba un espacio de circulación con armario para vinos a un lado y heladera sobre el otro, luego del cual se atravesaba la articulación y se ingresaba al “medio coche” dedicado principalmente a cocina.

Iniciaba con un espacio de cuatro mesas (tres a un lado y una al otro) chicas con dos asientos cada una (sumando 8 plazas y totalizando el conjunto una capacidad de 80 comensales) y una barra para atención del “Maître”, siguiendo el sector de cocina propiamente dicho y cerrando la unidad con un espacio multiuso para vestuario y comedor del personal de abordo, incluyendo depósitos y sanitarios de uso exclusivo; este “medio coche” contaba en su extremo con acople tipo “fuelle” flexible y una puerta lateral al vestíbulo para acceso del personal desde el exterior, y el acceso al sector de cocina para aprovisionamiento estaba garantizado por un portón corredizo que daba al lateral opuesto de la unidad.

Clic para ampliar

Tanto los articulados de Primera como el Comedor-Cocina fueron de construcción exterior con terminación en madera y tenían la misma longitud entre paragolpes de 41,4 metros; difirieron en cuanto al peso, alcanzando el de Primera 73,6 toneladas que se repartían sobre tres bogies, dos de dos ejes en ambos extremos del conjunto y uno de tres ejes bajo la articulación central, en tanto que el Comedor-Cocina llegó a 87,3 toneladas que fueron distribuidas bajo tres bogies de tres ejes cada uno del tipo “W” (similares en líneas generales a los que tres décadas después equiparían a las locomotoras Diesel-eléctricas Montreal FPD-7 y ALCo RSD-16).

Croquis esquemático del coche articulado de primera clase (Clic para ampliar)

Ambos fueron vehículos de dimensiones imponentes y aunque no fueron seguidos por otras unidades del mismo tipo, operaron durante largos años en los trenes principales del Central Argentino y su sucesor el General Bartolomé Mitre, hasta que fueron retirados del servicio activo durante la década de 1970 y destruidos poco tiempo después.
Aclaración: la foto principal de esta nota es del interior del «medio coche» comedor. Está orientada hacia la articulación central, observándose en el piso de color claro la continuación del mismo hacia la unidad hermanada, con el desvío ocasionado por la presencia de la barra del Maître. La foto de la derecha es otra vista del interior del articulado; en este caso muy cerca del paso central al coche cocina.

La presente nota fue publicada por el autor en el grupo de Facebook Ferro Carril Central Argentino en septiembre de 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here