Los coches motor Ganz-Mávag del Ferrocarril Belgrano (primera parte)

4204

Promediando la década de 1950, y con los ferrocarriles recientemente nacionalizados, resultaba evidente la necesidad de modernizar el parque rodante, tanto tractivo como remolcado. En este contexto, la por entonces Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino (EFEA) lleva adelante la primera incorporación masiva de locomotoras diesel-eléctricas y poco tiempo después la licitación para la incorporación de coches motor diesel, especialmente indicados para ramales y vías secundarias. Fue en este marco que en 1958 se contrató con la firma húngara Ganz la provisión de una importante cantidad de coches motor diesel (motrices y remolcados) con el fin de destinarlos a los ferrocarriles San Martin y Belgrano, siendo estos últimos los que nos ocupan en esta nota.

Se trataba de 28 trenes cuádruples, formados por la combinación de dos coches motrices (extremos) y dos coches acoplados (en el centro) sumando entonces un total de 112 coches que, de acuerdo a sus características de equipamiento, se dividían en cuatro tipos, a saber:

Tipo A: Unidades motrices equipadas con furgón mediano (6 metros de largo), baño, lavatorio y un salón con capacidad para 48 pasajeros sentados. Los nueve coches fueron numerados cmu 3747 a cmu 3755 (las siglas cmu corresponden a «coche motor de clase unica»)

Tipo B: Unidades motrices equipadas con furgón grande (9 metros de longitud), baño, lavatorio y salón con capacidad para 32 pasajeros sentados. Los tres coches de esta serie fueron numerados cmu 3756 a 3758.

Tipo C: Unidades remolcadas (con cabina de conducción en un extremo) equipadas con baño, lavatorio y 96 asientos. Los diez coches de esta serie fueron identificados cau 758 a 767 (las siglas cau corresponden a coche acoplado de clase única).

Tipo D: Coches motrices con furgón chico (3 metros de longitud) equipados con baño, lavatorio y capacidad para 64 pasajeros sentados. Los 46 coches de la serie fueron numerados cmu 3701 a 3746.

Tipo E: Coches remolcados (con cabina de conducción en un extremo) equipadas con baño, lavatorio y un pequeño bar contaban con capacidad para 88 pasajeros. Los 44 coches fueron numerados cau 714 a 757.

Los motrices estaban equipados con un motor ganz jendrassik tipo 12JV 17/24 de 12 cilindros en «V» (170 mm de diámetro x 240 mm de carrera), ciclo de cuatro tiempos y 480 HP de potencia. El sistema de refrigeración estaba compuesto por radiadores y electroventiladores ubicados sobre el techo de la cabina de conducción y habitáculo del motor (formando la inequívoca «joroba» que los caracterizó). La regulación de la temperatura tenía lugar por medio de válvulas termostáticas, y en caso de averías un sistema de seguridad efectuaba una parada preventiva del motor.

La transmisión estaba a cargo de una caja de velocidades de cinco velocidades, vinculada al motor por medio de un embrague de discos del tipo seco logrando la presión de acoplamiento por medio de un sistema neumático. Un sistema denominado «robot» realizaba el cambio de marcha de manera automática en función de la velocidad y las revoluciones del motor.

El control del motor diesel y del equipo de transmisión tenía lugar a través de una sistema electroneumático. En vista de la posibilidad (en realidad esta era la configuración original prevista) de correr dos equipos acoplados, los pupitres de mando permitían controlar simultáneamente hasta dos motores. Todas las cabinas, además, estaban intercomunicadas por una conexión telefónica.

Estaban equipados con un sistema de freno neumático de aire comprimido marca Knorr que, como principal característica, incluía una cañería pasante que recorría la longitud del tren y comandaba el control automático de los frenos de seguridad en caso de corte del tren. Poseían también freno de estacionamiento accionado en forma manual por medio de un dispositivo mecánico. [Leer la segunda parte]


 

3 Comentarios

  1. Una vez paro uno en la estación Villa Diamante (Belgrano Midland) y nosotros éramos chicos de primaria. Subir a ese tren, en el año
    75, era como estar en un tren de lujo. Mi recuerdo era la manivela cromada para levantar bajar las ventanillas. Pero en la decadencia que le siguió a esos años, estas formaciones no tenían motor y eran remolcadas por locomotoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here