Los coches motor Ganz-Mávag del Ferrocarril Belgrano (segunda parte)

512

[Viene de la primera parte] Fueron puestos en servicio entre 1961 y 1962 luciendo una decoración en color plata con una delgada franja azul que atravesaban los laterales longitudinalmente, la que años más tarde fue reemplazada por la tradicional de Ferrocarriles Argentinos en rojo, crema, franja azul y techo plateado. Tuvieron a su cargo el reemplazando la tracción vapor en diferentes ramales de la red del Belgrano teniendo por base los depósitos de Santa Fe, Güemes (Salta), Alta Córdoba y Mate de Luna (Tucumán), mientras que las reparaciones pesadas estaban a cargo del taller San Cristóbal (Santa Fe).

La eliminación de numerosos servicios locales en el interior de nuestro país a fines de los ’70 motivó el traslado de estos coches motor a los depósitos Santa Fe, Boulogne, Tapiales y en menor medida Puente Alsina, para ocuparse de distintos servicios en la zona metropolitana. Hacia 1980, además, varios equipos a los que se les habían retirado los conjuntos motor-transmisión fueron destinados a reforzar el servicio loca corriendo como simples coches remolcados por las General Electric U-12C que arribaban a la zona Buenos Aires tras ser intervenidas por Materfer. Los ex motrices circularon un breve lapso de este modo, mientras que los acoplados lo siguieron haciendo hasta la concesión del servicio a la operadora privada TMB (luego Metropolitano) a mediados de 1994.

Los trenes que continuaban corriendo por sus medios, en tanto, fueron afectados desde mediados de los ’80 a la corrida del servicio nocturno Retiro – Santa Fe (y vuelta) hasta fines de 1987. Para esa misma época la provincia de Tucumán impulsaba la implantación de algunos servicios locales a cargo de una empresa privada («Ferrocarriles del Sur S.A.») que operó por unos pocos meses algunas frecuencias entre la capital provincial y la estación independencia hasta que desacuerdos y acusaciones de incumplimiento cruzadas entre la operadora y Ferrocarriles Argentinos sellaron su fin. En 1988, por su parte, Ferrocarriles Argentinos estableció un nuevo servicio para el que fueron destinados los ocho equipos Ganz-Mávag que permanecían en funcionamiento, creándose el diagrama 2705/2706 que con una reducida frecuencia (dos veces a la semana) unía Santa Fe y Añatuya.

Hacia 1993 otra experiencia fallida tuvo por protagonista a la empresa «Ferrocarril Córdoba Central», que operó durante algún tiempo un sector del ramal A1 (Córdoba – Capilla del Monte) llegando a aplicar una vistosa decoración en el material rodante a cargo, que incluyó algunos equipos de los que aquí tratamos. Desfortunadamente la experiencia no prosperó y el material rodante quedó abandonado a su suerte en distintos sectores del ramal. El último coche motriz en condiciones de marcha fue entregado en custodia a la Asociación de Ferromodelistas y Amigos del ferrocarril de Rafaela (Santa Fe) que lo reacondicionó y mantuvo en orden de marcha hasta que un incendio provocado por manos anónimas marcó el final de la historia de estos nobles vehículos. [Ver más contenido sobre estos coches motor en Portal de Trenes]

Andrés J. Bilstein
Apasionado por la historia ferroviaria y su divulgación, participó en diferentes iniciativas editoriales especializadas en las últimas dos décadas. Es miembro activo de la Asociación Amigos del Tranvía y socio fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here