En Jujuy el ferrocarril es la primera víctima del ajuste

205

Luego de conocidos los anuncios realizados desde Presidencia de la Nación con respecto a los recortes del fondo de la soja, el gobierno jujeño informó que una de las obras afectadas será la del  ferrocarril Jujuy-La Quiaca, que sufrirá retrasos considerables. Además, las autoridades provinciales deberán buscar ahora la forma de conseguir recursos económicos para reanudar los trabajos.
Las medidas dispuestas por la Casa Rosada dejan a Jujuy en un contexto económico-financiero delicado para la continuidad de obras públicas, debido a que se contaba con los fondos de la soja para la concreción de varios proyectos. En síntesis, se trataba de un presupuesto de 700 millones de pesos, de los cuales el 30 % estaba destinado a los municipios y el restante 70% a la provincia.
“Esos montos se afectaban a la realización de obras públicas. Es un problema porque son recursos que no van a llegar y es muy difícil compensar”, expresó el titular de la cartera de Hacienda, Carlos Sadir en diálogo con medios de prensa, y agregó que “todas las provincias le habíamos pedido al Gobierno Nacional que trate de no tocar el fondo sojero pero no tuvimos respuesta”.
El gobernador Morales había puesto en marcha las obras de colocación se rieles en la localidad de Tumbaya en febrero de este año, garantizando la realización de tres kilómetros de vía por mes.
De esa manera, prometía 20 kilómetros de vía hacia fines de 2018 y que el tramo hasta La Quiaca quedaría concluído en 2023.

Periodista especializado en el modo de transporte guiado e historiador ferroviario, se desempeño en varias publicaciones dedicadas a esa temática. En la actualidad, es Jefe de Redacción de la revista REDES de INTEGRACIÓN y productor del espacio informativo en Youtube Trenes por Siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here