Las «Chinas» del Belgrano Cargas: Locomotora CRRC Ziyang CDD6A1 (segunda parte)

1021

Esto no pretende ser un tratado de electromecánica ni mucho menos, es simplemente tratar de conocer estas aún enigmáticas locomotoras construidas por la pujante industria china de las que ni siquiera se conocen sus dimensiones reales y mucho menos sus componentes internos con excepción de las partes suministradas por fabricantes europeos como la Motoren Turbinen Union que entregó 107 motores Serie 4000 R43 de los que hablé en la primera parte de esta serie o de los sistemas de frenado por aire que hablaré en próximos temas construidos por la compañía suiza Knorr Bremse y eventualmente otros contratistas que se irán conociendo en un futuro cercano.
Los gráficos los he confeccionado en base a un informe técnico del sitio de Trenes Argentinos con detallados diagramas o esquemas de los sistemas eléctricos de esta locomotora así como también en base a fotografías.


De hecho el sistema eléctrico es sumamente complejo y la generación de electricidad es por corriente alterna por lo que se requiere de potentes equipos rectificadores a corriente continua con circuitos primarios y auxiliares para alimentar no solo los seis poderosos motores de tracción sino a varios motores auxiliares que se encargan de accionar los ventiladores y soplantes para la refrigeración de los radiadores de agua y aceite del motor MTU y los sopladores de los motores de tracción así como aquellos encargados de los compresores de aire para el sistema de frenado por aire comprimido con que cuenta la unidad.
En ese sistema eléctrico se incluyen los poderosos frenos electrodinámicos, o reostáticos, con un circuito propio. Este sistema de frenado se basa en hacer que los motores de tracción se conviertan en generadores de corriente para desacelerar la locomotora; cuando lo hacen se conectan a grandes resistencias que se oponen al paso de esa corriente que proviene de los motores haciendo que esa energía se transforme en calor. Esas resistencias imponen una gran carga en el circuito eléctrico provocando una disminución en la rotación de los motores y de esa manera la unidad pierde velocidad. Para eliminar el calor excedente se lo disipa mediante persianas con ventilación natural o por ventilación forzada con ventiladores o ambas a la vez.
A todo esto se debe adicionar los equipos de comunicaciones, unidades de procesamiento de datos, el sistema y subsistemas de iluminación interno y de traslado con las luces externas de posición, auxiliares y faros principales. Como es normal estas máquinas cuentan con numerosas válvulas electroneumáticas, servomotores y sensores eléctricos distribuidos en la cabina de conducción y en la carrocería. Todos los sistemas están controlados por controles computarizados como es norma en estos nuevos medios de transporte. [Seguir leyendo]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here