Las potentes estándar clase E de los Ferrocarriles del Estado

764


Como parte del contrato que los Ferrocarriles del Estado firmaron con la Baldwin Locomotives Works en 1920 y dio lugar a la incorporación de las potentes B12, en 1921 arribaron a nuestro país once imponentes locomotoras rodado 2-10-2/4-4 especialmente diseñadas para el transporte de cargas. Identificadas como clase E2 y numeradas 1300 a 1310, ostentaban los más significativos avances de diseño en la materia: bastidor de barras, distribución Walschaerts, frenos de aire comprimido Westinghouse, lubricadores mecánicos Natham, iluminación eléctrica, ténder estándar con capacidad para 7.500 kg de combustible y 17.000 litros de agua, etc.

El éxito de la serie impulsó a la incorporación de otras 20 locomotoras del mismo, las que fueron construidas también por la citada casa americana y entregadas en 1926. Fueron clasificadas como serie E3 y numeradas 1311 a 1330 y al igual que aquellas habían sido pensadas para enfrentar la difícil planimetría de los andes, con menos de 15 toneladas de peso por eje y una potencia mayor a los 1200 CV.

El creciente tráfico del Central Norte obligaría a incorporar más locomotoras de este tipo diez años más tarde, pero esta vez la orden recaería en la Henschel & de Kassel, Alemania, que en 1937 entregó 15 locomotoras (serie E4, número 1331 a 1345) que al avanzado diseño original sumaban cámaras de combustión mejoradas, compresores dúplex y grandes ténders de 6 ejes con capacidad para 28.000 litros de agua y 11.000 kg de petróleo. Aunque esta nueva versión superaba ligeramente el peso por eje de las anteriores, ofrecía más de 1500 CV al gancho.

Finalmente en 1949 son incorporadas otras 15 locomotoras de este tipo (clasificadas como serie E5 y numeradas 1346 a 1360) fabricadas esta vez por la firma Skoda de Checoslovaquia, que con su doble compresor dúplex, depósitos de aire comprimido de mayor capacidad y reversor de marcha a vapor resultaban soberbios exponentes de la más avanzada ingeniería del vapor.

 

Afionado a los ferrocarriles, fotógrafo y editor de diversos medios dedicados a la historia de nuestros ferrocarriles.

3 Comentarios

  1. Soy un aficionados al ferrocarril, mi padre fue ferroviario, mi tío también y yo trabaje en el Roca en mar del plata como limpia coche y acomodador en el andén. Y me trae unos lindos recuerdos de aquellos años, cuando comenzó la decadencia de gobiernos nefastos y democracia serviles. Es una asignatura pendiente en la Argentina. Gracias por

  2. deseo iniciar el modelismo de la trocha angosta y en especial los coches de pasajeros y no encuentro en ningun lado info sobre los coches materfer trocha angosta, tanto urbanos como larga distancia, ojala publicaran algo sobre eso, para mi seria un golazo, desde ya muchas gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here