Las locomotoras del F.C. Provincial de Buenos Aires (segunda parte)

799

 

En 1921, tras varios años de números rojos para el PLM, la administración designa gerente general a Juan N. Bajac, quien dio un completo giro en la administración imprimiéndole una marcada eficacia, solucionando el crónico problema del déficit y materializando diversos proyectos con miras a incrementar la productividad.

En ese marco, en 1924 adquiere a la casa sueca Nydqvist & Holm A.B. (Nohab) 27 locomotoras tipo rodado 4-6-2/4-4 (que conformaron la clase D con la numeración 151 a 177) y seis pilotas de maniobras rodado 0-6-2t que, numeradas 305 a 310, integraron la clase F. Las primeras -que llegaron con un kit completo de quemado de petróleo que recién comenzarían a ser instalados diez años más tarde- fueron utilizadas en todo tipo de servicios resultando las más longevas de este Ferrocarril, sobreviviendo hasta la desaparición del vapor a mediados de los años ’70. Distinta fue la suerte de las pilotas, que apenas llegaron a 1960 confinadas a tareas menores en distintas playas de maniobras, principalmente La Plata.

Finalmente en 1929 se produce la última adquisición de locomotoras a vapor, que son provistas por Henschel en dos modelos diferentes: doce pacific para ocuparse de los servicios de pasajeros de larga disancia (clase H, numeradas 351 a 362), y seis tipo tanque (2-6-4t) que fueron afectadas al recientemente inaugurado servicio local de La Plata a Avellaneda.

En la década de 1950 el departamento técnico del Provincial efectuó algunas mejoras técnicas sobre ambas series, modificando por ejemplo las cámaras de combustión y agregando a las pilotas 3000 kg de lastre en la parte frontal para mejorar la adherencia. Otra modificación de importancia tuvo lugar sobre el sistema de escape, que permitió a las Pacific incrementar mejorar sus prestaciones con una apreciable reducción de combustible.

El 20 de agosto de 1951, tal como señalamos en nuestra nota dedicada a repasar la historia del Provincial, tuvo lugar la fusión de éste con los ex ferrocarriles Midland (FCM) y Compañía General de Buenos Aires (CGBA) dando origen al Ferrocarril Nacional Provincia de Buenos Aires, que poco tiempo después se incorporaría definitivamente al F.C.N.G. Belgrano. Desde entonces las locomotoras de este ferrocarril perdieron su zona exclusiva de operación alcanzando algunas de ellas nuevos rincones de la red de trocha métrica de nuestro país hasta apagar definitivamente sus calderas a mediados de la década de 1970.

La única sobreviviente de esta gran familia de vapor (Henschel Nro. 10359) fue trasladada en 1982 a Cruz del Eje (Córdoba) para integrar, junto a otras piezas históricas de trocha métrica, un museo ferroviario que nunca terminó de materializarse condenando a nuestra locomotora a un ominoso destino lejos de la provincia a la que sirvió por casi medio siglo.

Fuentes consultadas:
– Pignataro, M.A., El Ferrocarril Provincia de Bs. As. en revista Ferroclub Ago. 1973.
– Campbell, R., Locomotoras del Provincial en revista Todo Trenes No. 16.

Andrés J. Bilstein
Apasionado por la historia del transporte sobre rieles y su divulgación, durante las últimas dos décadas participó en distintas iniciativas editoriales temáticas especializadas. Es miembro activo de la Asociación Amigos del Tranvía y socio fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

1 Comentario

  1. sigo con atención todo lo que publican, hermosas historias, que lamentablmente terminaron mal. una verdadera lástima y angustia. como decía el tango «la vergüenza de hacer sido y el dolor de ya no ser»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here