Vuelta a la vida, vuelta al vapor

945

Quizás por su enorme porte que hacía temblar todo a su paso, quizás por su peso superior a las 100 toneladas, quizás por sus enormes ruedas cercanas a los 2 metros de diámetro, las 39 grandes (oficialmente Clase 12E del Ferrocarril Sud/Roca) dejaron una huella imborrable en la memoria de ferroviarios y entusiastas. No es casual entonces que el Ferroclub Argentino se interesara por rescatar una de las dos únicas sobrevivientes para entregarse a su completa restauración en una minuciosa labor que incluyó el desarme total, arenado, pintado y rearmado de piezas, tareas que son llevadas a cabo por los socios voluntarios del FCA.

En este marco, el pasado sábado 2 de marzo tuvo lugar un hito histórico de este proceso cuando, tras casi medio siglo desde que se apagó por última vez, el hogar de la 3925 abrigó nuevamente el fuego sagrado para devolver a su caldera la presión de vapor que, entre aplausos y ovaciones, augura un promisorio futuro a esta destacada protagonista de nuestra memoria ferroviaria. ¡Felicitaciones al Ferroclub Argentino! (agradecemos la contribución fotográfica de Darío Saidman).

Andrés J. Bilstein
Apasionado de la historia ferroviaria y su divulgación, llevó adelante diferentes iniciativas editoriales especializadas durante las últimas dos décadas. Es editor general del sitio Portal de Trenes, miembro activo de la Asociación Amigos del Tranvía y socio fundador del Círculo Ferromodelista Sud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here